Necrológicas
  • Ana Julia Berrios
  • Juan Castillo Valdebenito

Miles de indígenas marchan por Quito y Presidente Lenin Moreno retorna a la capital

Por Agencias jueves 10 de octubre del 2019
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
43
Visitas

Varios miles de indígenas y campesinos de Ecuador comenzaron a marchar ayer en Quito contra el ajuste económico del gobierno pactado con el FMI y bajo un fuerte dispositivo de las fuerzas de seguridad. La esperada marcha de los indígenas avanzó por las calles de una ciudad militarizada y semiparalizada, tras el caos y disturbios de la última semana.

Las fuertes movilizaciones llevaron al gobierno de Lenín Moreno a trasladar la sede del Ejecutivo a Guayaquil, aunque la vocera del Mandatario anunció que regresó durante la jornada a Quito, desde donde monitoreó la movilización.

Mujeres con palos fueron al frente de la movilización que exige al gobierno desistir de la medida que eliminó los subsidios de gasolina y provocó el consecuente aumento de los precios.

A la marcha de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) se anticipó otra de trabajadores y estudiantes, que con banderas de la izquierda chocaban contra uniformados a unas cuantas cuadras de la desocupada casa presidencial.

El despliegue de los militares y la medida de excepción han sido insuficientes para contener la crisis, la más grave desde la caída del entonces Presidente Lucio Gutiérrez en 2005.

En la primera semana de manifestaciones la Cruz Roja atendió a 122 heridos en las manifestaciones. El gobierno también reporta unos 700 detenidos.

Rafael Correa

En tanto, desde Bruselas, el ex Presidente de Ecuador, Rafael Correa, se defendió de las acusaciones que lo tildan de golpista y de estar orquestando una revuelta en el país, al tiempo que pidió elecciones anticipadas y expresó su voluntad de ser candidato.

En entrevista con el diario El Mundo, Correa destacó los éxitos de su gobierno y acusó que ahora el país ha sufrido un fuerte retroceso: “Ellos han provocado las protestas, redujeron impuestos, aranceles, aumentaron gasto innecesario, para entregárselo todo al FMI. La gente tiene derecho a protestar y mi rol es estar con mi pueblo y decirle que tenemos que defender nuestros derechos constitucionales”.

Ante las acusaciones de estar coordinando desde afuera las protestas, respondió que “casi no hablo por teléfono con Ecuador. Sí hay mucho intercambio en redes con múltiples sectores. Somos los únicos que proponemos una salida democrática y constitucional. El gobierno quiere seguir reprimiendo. El movimiento indígena… ojalá sus dirigentes, que hasta hace 72 horas apoyaban al gobierno, dejen de hacerlo”. Por lo mismo, rechazó que se le tilde de golpista, por parte de los movimientos indígenas: “Explíqueme por qué. ¿Por decir que se cumplan los artículos 130 y 148 de la Constitución que establecen que en casos de gran conmoción la Asamblea, con dos tercios, o el Presidente, pueda anticipar elecciones? ¿Qué golpismo es ese? Los golpistas son ellos que han roto el orden constitucional todo lo que les ha dado la gana, que robaron la democracia traicionando el programa de gobierno que fue aprobado en las urnas asumiendo el neoliberalismo. Traicionó a la revolución, a la democracia, nos volvió al pasado”.

En esa línea, expresó su voluntad de volver al gobierno, pero asumiendo las dificultades que ello conlleva. “Si puedo, me presento. No puedo hacerlo para Presidente, pero de Vicepresidente para abajo sí y saben que les ganamos. Por eso no me van a dejar. Que me metan preso, pero que me dejen inscribirme. Se inventará cualquier cosa para no dejarme”.