Necrológicas
  • Pedro Efraín Díaz Frías
  • Mirta Simeone Miranda
  • Santos Doimo Vargas Vargas
  • Maudelina Ancar Paillacar
  • Nelson Fuentes Jara
  • Oriana Yutronic Puelma
  • Danissa Oyarzo Avilia

Ministra brasileña dijo que las niñas son violadas porque “no tienen calzones”

Por La Prensa Austral sábado 27 de julio del 2019

Compartir esta noticia
237
Visitas

La ministra de la Mujer y los Derechos Humanos de Brasil, Damares Alves, sumó una nueva polémica en su primer año en el gabinete de Bolsonaro, al asegurar que las niñas pobres son más propensas a violaciones y abusos porque no tienen calzones.

Alves realizó este comentario en Marajó, Pará, en un evento en el que presentó el programa “Abrace Marajó”, que tiene como finalidad disminuir la explotación sexual de niñas, adolescentes y mujeres en esta zona.

A la hora de explicar el alto índice de violaciones y abusos sexuales en esa isla amazónica, la ministra y ex pastora evangélica citó a expertos de la zona.

“Especialistas nos dijeron en el gabinete que las niñas de allá son abusadas porque no tienen calzones, no usan, porque son muy pobres. Nos conseguimos un montón, pero se van a acabar. ¿Por qué no ponemos una fábrica en Marajó?”, comentó.

Las declaraciones generaron una amplia indignación, como fue el caso del periodista y activista LGBT William De Lucca, quien señaló en Twitter que “la incapacidad de Damares Alves para entender lo mínimo es aterrador. Pensar que los abusos ocurren porque las niñas no tienen ropa interior es terrible porque viene de quienes deberían proponer políticas públicas para combatir la violencia”.

Otras polémicas

Desde que Bolsonaro le entregó el Ministerio a Alves, no han sido pocas las resonantes frases que ha dejado en estos cinco meses de gobierno. De hecho, a comienzos de año se vio a la ministra celebrando en un video el comienzo de “una nueva era” en Brasil, en donde “los niños visten de azul” y las “niñas de rosa”.

Sus pensamientos en contra del aborto y la identidad de género, le han significado varias críticas desde la oposición. Ya desde su comienzo en el gobierno, Alves señaló que “el Estado es laico, pero esta ministra es terriblemente cristiana”.

Asimismo, a fines de enero, indígenas de la etnia Kamayurá la acusaron de haber raptado a una niña hace 15 años, una información que fue desmentida por la ministra.

Además, el diario Folha de Sao Paulo indicó en febrero que Alves inventó falsos títulos universitarios.