Necrológicas
  • Hernán Guerra Cowell
Quinto asesinato en 10 días

Muere apuñalado un niño de 14 años en Londres

Por Agencias viernes 11 de enero del 2019

Compartir esta noticia
223
Visitas

La policía metropolitana de Londres anunció que avanza en las investigaciones para descubrir a los tres sospechosos que el pasado martes por la tarde atropellaron deliberadamente a Jayden Moodie para, una vez que éste se encontraba malherido en el suelo, bajarse del vehículo y acuchillarle siete veces hasta la muerte. El adolescente de tan solo 14 años se convierte en la víctima más joven en la capital británica desde hace más de un año.

Las últimas noticias sobre el caso apuntan a que se encontró el Mercedes negro Clase B con el que se derribó a Jayden de su moto, e incluso el investigador que lleva el caso aseguró que tiene “problemas para dormir por las noches”. “Hay quien dice que era un hombrecito, pero no, no era más que un niño. Es devastador, esto va a afectar a muchísima gente”, admitió el oficial Chris Tucker.

En la última semana, otra mujer ha sido apuñalada y un hombre debió ser atendido por una agresión en un barrio, Leyton, que se teme haya sido tomado por las bandas dedicadas al tráfico de droga.

El asesinato de Jayden, el quinto en Londres en los apenas 10 días que llevan transcurridos desde que empezó 2019, complica aún más una situación que se viene arrastrando desde el año pasado, el más violento de la última década. Los 134 homicidios que se registraron en 2018 parecen no haber sido suficientes para una ciudad que tiene una seria crisis con los cuchillos y en la que, además, los jóvenes se encuentran muy implicados. Un 17% de las muertes del pasado año fueron causadas por adolescentes.

Este año comenzó con el asesinato durante las celebraciones de Año Nuevo de Tudor Simionov, de 33 años, portero de una exclusiva discoteca del centro de la ciudad, que fue acuchillado por una persona que formaba parte de un grupo al que no se le permitió el acceso al evento. La policía ya detuvo y acusó a un hombre de 26 años llamado Imran Mostafa Kamel, al que se le añadieron los cargos de posesión de arma de fuego con intención de causar daño o intimidación.

Esa misma noche también perdió la vida Charlotte Huggins, una madre del sur de Londres de la que no trascendieron demasiados detalles aunque sí que se conoce la identidad de su supuesto asesino, Michael Rolle, de 34 años. Se baraja la hipótesis de que la mujer, que también fue acuchillada hasta la muerte, fuese víctima de violencia de género.

Todo parece apuntar a que la tercera víctima sí que falleció a manos de su marido, ya que Simbiso Aretha Moula, de 39 años, murió por asfixia el pasado 4 de enero, mientras que él, Garikayi Moula, de 51, lo hizo por ahorcamiento. La policía no contempla en estos momentos que haya nadie más implicado en el caso. Ese mismo día Lee Pomeroy, un hombre de 51 años, falleció apuñalado en un tren delante de su hijo de 14 años después de una disputa trivial con otro individuo, que no dudó en apuñalarle brutalmente hasta la muerte antes de que se cumpliesen los cuatro minutos de recorrido entre una estación y otra. Tanto él, de 35 años, como su novia, de 27, fueron detenidos acusados de homicidio y cómplice del mismo respectivamente.