Necrológicas
  • María Elena Barticevic de Rodas

Muere otro médico en Bolivia por “Arenavirus”

Por La Prensa Austral jueves 11 de julio del 2019

Compartir esta noticia
369
Visitas

Un médico boliviano falleció por complicaciones derivadas de una infección del arenavirus, la segunda muerte de un médico en Bolivia vinculada a ese virus en lo que va de este año, informó este miércoles la ministra de Salud, Gabriela Montaño.

“Tenemos que lamentar profundamente el fallecimiento del doctor (Gustavo) Vidales por una disfunción orgánica múltiple”, declaró la ministra de Salud, Gabriela Montaño, en conferencia de prensa.

Gustavo Vidales, que se encontraba en terapia intensiva desde principios de julio, se contagió cuando atendía del mal a su colega Ximena Cuéllar, quien murió a fines de junio en La Paz adonde fue trasladada en grave estado desde la zona subtropical de Caranavi, en el oeste del país.

El denominado “paciente cero”, que contagió a la médica Cuéllar, es un agricultor de 61 años que falleció a fines de mayo en Caranavi.

Según la ministra Montaño, de los seis casos sospechosos registrados desde entonces sólo tres, los de los fallecidos, están confirmados por arenavirus.

El presidente del Colegio de Médicos de La Paz, Luis Larrea, dijo que Vidales “se encontraba con un diagnóstico muy reservado” a causa de hemorragias internas que afectaron riñones, hígado y pulmones.

El Ministerio de Salud ordenó también este principio de mes el uso obligatorio de barbijos y guantes de látex en los hospitales locales como medida preventiva, además que realiza campañas sanitarias en la región de Caranavi.

En medio de la preocupación generada por este nuevo deceso, la ministra Montaño aseguró a los medios bolivianos que “creemos que todos estos esfuerzos eran los que debían hacerse, es muy duro enfrentar el fallecimiento de nuestro colega (…) Como Ministerio de Salud y Gobierno nacional, no se escatimaron esfuerzos para intentar salvar su vida”. Las declaraciones fueron replicadas por el periódico local El Deber.

Marco Ortiz, otro médico que fue ingresado a finales de junio junto a Vidales, continúa en terapia intensiva debido a la complicación que ha generado el virus en su organismo. La ministra boliviana aseguró que también se realizan los esfuerzos para salvarle la vida. Cabe destacar que los dos facultativos fallecidos estuvieron en contacto con el paciente cero.