Necrológicas
  • María Eugenia Herrera Trujillo
  • Ana Carrillo Jara
  • Sergio Durán Sepúlveda
  • Serjan Vinko Radic Kusanovic
  • Victoria Inés Barría Barría
  • Rosa Elvira Vera Aguilar

Mueren 21 delfines que se quedaron varados en una playa mexicana

Por Agencias jueves 15 de febrero del 2018

Compartir esta noticia
77
Visitas

Las autoridades fueron informadas de que un grupo de 54 delfines estaba varado por causas desconocidas en un lugar llamado La Salinita, en Baja California Sur.

Un grupo de 21 delfines ha muerto y otros 33 han sido rescatados y devueltos al mar tras quedar varados en una playa de Baja California Sur, noroeste de México, informaron autoridades mexicanas de medio ambiente.

Las autoridades fueron informadas de que un grupo de 54 delfines estaba varado por causas desconocidas en un lugar llamado La Salinita, en la Bahía de La Paz (Baja California Sur).

“Fuimos enterados de un varado masivo de esta especie de delfín (Delphinus delphis)”, explicó Carla Ballines, coordinadora de osteología del Museo de la Ballena de La Paz, capital del estado de Baja California Sur.

Especialistas del museo analizarán cuáles de los cuerpos de delfín pueden ser integrados a su inventario de esqueletos de mamíferos marinos.

En el lugar del incidente, se hallaron 21 delfines muertos. Con la ayuda de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y de la Red de Atención a Varamientos de Mamíferos Marinos para las Costas de Baja California Sur, además de voluntarios, se logró rescatar a otros 33 que pudieron ser devueltos al mar.

“Toda la playa estaba llena de delfines, los fuimos sacando poco a poco, en grupos de dos o tres para que se pudieran ir juntos”, declaró María José Amador, una estudiante de Ciencias Marinas que trabajó como voluntaria en el local.

De acuerdo con la Profepa, en los cuerpos de los delfines que murieron se han encontrado marcas recientes de mordida de delfín naríz de botella (Tursiops truncatus). Esto significa, dicen los expertos, que probablemente los animales varados fueron atacados por un grupo de delfines naríz de botella. Sin embargo, se llevará a cabo la necropsia de los cuerpos para determinar con certeza lo que ocasionó la muerte de los 21 ejemplares que no sobrevivieron.