Necrológicas
  • Luis Notolio Ortega Barría
  • Ximena Paz Alvarez Ruiz
  • Teodoro José Arroyo Gómez
  • Rosa Mireya Alarcón Muñoz

Niña argentina de 10 años fue violada y está embarazada de siete meses

Por La Prensa Austral domingo 13 de agosto del 2017

Compartir esta noticia
527
Visitas

– El tío paterno de la menor está detenido, acusado de haber abusado de ella “en reiteradas ocasiones” en la vivienda familiar.

Tiene 10 años y está embarazada de 32 semanas. Su tío paterno, de 23 años, ha sido detenido, acusado de haberla violado en reiteradas ocasiones en la vivienda familiar. La noticia ha conmocionado a Argentina, en especial a la provincia de Mendoza (oeste) donde residen la menor y su presunto abusador. Se trata de un caso extremo, pero no único. En 2015, 90 niñas de entre 11 y 12 años fueron madres en Argentina, donde la ley tipifica como violación cualquier relación sexual con menores de 13.

La niña mendocina se enteró de su estado en el hospital pediátrico al que acudió de urgencia, acompañada de su madre, por un fuerte dolor abdominal. Al examinarla, los médicos comprobaron que estaba embarazada y le hicieron una ecografía, que determinó que cursaba la semana 32. El embarazo también pasó desapercibido por la familia y por las maestras de su escuela.

Las autoridades del centro médico llamaron a la Fiscalía, que se presentó en el hospital. Fue la menor la que contó que había sido violada por su tío, según el jefe de los fiscales de Mendoza, Alejandro Gullé. “El tío convivía esporádicamente con ella. Es una persona que viaja mucho a Bolivia y cuando está en Mendoza pernocta en la casa de la menor”, cuenta Gullé por teléfono. La Fiscalía lo acusa de abuso sexual agravado por convivencia, un delito castigado con penas de entre 8 y 20 años de prisión. Un test de ADN confirmará si es el autor de la violación.

Gullé descarta un posible aborto debido al avanzado estado de gestación: “En caso de violación, la ley exime de pena y justifica la posibilidad de interrumpir el embarazo, pero a esta altura ya no va a ser posible”. Al tener sólo 10 años, serán sus padres quienes tomen la decisión sobre el futuro del bebé. La familia vive en “una situación de mediana vulnerabilidad”, según Gullé, y hasta el momento “no hay indicios” de que los padres sospechasen que su hija era abusada.

Hace siete años, la violación y embarazo de una niña de 12 años causó también una gran conmoción en Mendoza. En ese caso, la justicia autorizó en cuestión de horas la interrupción del embarazo, que estaba en sus primeras semanas, pero fue más difícil encontrar un médico que no se declarase objetor de conciencia. Finalmente, el aborto se llevó a cabo y la Justicia “concluyó que cuando se trata de un hospital público las autoridades tienen que garantizar la existencia de médicos que lo realicen”.