Necrológicas
  • Ximena Paz Alvarez Ruiz
  • Clara Díaz Guenchor
  • Teodoro José Arroyo Gómez
  • Julio Sebastián Calderón Maclean
  • Francisca Gallegos Rubio
  • Melissa Alexandra Vera Torres
  • Luis Ortega Barría

“No hay mediación posible entre la desobediencia o la ilegalidad”

Por Agencias jueves 12 de octubre del 2017

Compartir esta noticia
50
Visitas

El Presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, descartó este miércoles cualquier posibilidad de mediación con los independentistas catalanes en un marco de “desobediencia” y la “ilegalidad”.
Rajoy compareció ayer miércoles ante el Congreso, en Madrid, para referirse a la crisis desatada por el proceso secesionista de Cataluña, cuyo presidente, Carles Puigdemont, anunció ayer que asumía el mandato procedente del referéndum del 1 de octubre para declarar la independencia, aunque suspendió sus efectos para abrir paso el diálogo y las negociaciones.
Más temprano el Mandatario había enviado un requerimiento oficial a Puigdemont para que aclare si declaró la independencia, y dio un plazo de cinco días (hasta el lunes 16) para la respuesta.
En función de ésta, advirtió Rajoy, el gobierno español aplicará el artículo 155 de la Constitución, que implicaría la disolución del Parlamento y del gobierno catalán y el nombramiento de un Ejecutivo en funciones para que llame a elecciones.
El Presidente dijo ante los congresistas que desea “fervientemente” que Puigdemont “acierte en su respuesta”, pues ésta “marcará el futuro de los acontecimientos”.
Diálogo imposible
Advirtió, a la vez, que “no es posible aceptar, bajo la apariencia de un diálogo equívoco, la imposición unilateral de puntos de vista que se saben imposibles de aceptar por una de las partes”.
“No es posible establecer un diálogo para acordar sobre lo que está expresamente prohibido en el artículo 2 de la Constitución: negociar sobre la titularidad de la soberanía que corresponde al conjunto de los españoles y sobre la indivisibilidad de España. Eso es algo que deben tener en cuenta los numerosos mediadores que durante estos días se han ofrecido. No hay mediación posible entre la ley democrática y la desobediencia o la ilegalidad”, afirmó el líder del Partido Popular.
Rajoy se comprometió a escuchar los aportes de las fuerzas parlamentarias y llamó a éstas a “contribuir a mitigar, con serenidad”, una situación que los españoles están viviendo con “inquietud y zozobra”.
“Es hora de poner fin a este desgarro (…), con serenidad, con prudencia y con el objetivo último de recuperar la convivencia”, remató el Presidente.