Necrológicas
  • Luis "Luchito" Mansilla Cárcamo
  • María Mimica Brstilo vda. de Kunica

Piden renuncia del Presidente de Guatemala por “incapacidad” para enfrentar erupción volcánica

Por La Prensa Austral lunes 11 de junio del 2018

Compartir esta noticia
85
Visitas

Con antorchas encendidas y encabezados por estudiantes universitarios, los guatemaltecos exigieron “justicia” no sólo para las víctimas sino para los afectados, a quienes no les está llegando la asistencia humanitaria.

Miles de guatemaltecos exigieron la renuncia del Presidente del país, Jimmy Morales, por su “incapacidad” para hacer frente a la emergencia causada por la violenta erupción del volcán de Fuego el pasado 3 de junio, que ya deja 110 muertos, mientras el coloso sigue amenazante.

Con antorchas encendidas y encabezados por estudiantes universitarios, los guatemaltecos exigieron “justicia” no sólo para las víctimas sino para los afectados, a quienes no les está llegando la asistencia humanitaria.

“No tenemos Presidente. Jimmy, el pueblo te queda grande. Fuera Jimmy”, fueron algunas de las consignas de la protesta pacífica, en la que participaron también activistas sociales.

“Un gobierno sin cabeza y sin capacidad, entierra al pueblo con impunidad”, gritaron los guatemaltecos visiblemente molestos porque los damnificados no han recibido ayuda.

Las autoridades han rescatado 110 cadáveres, cifran en 197 los desaparecidos, en 54 los heridos y en más de 1,7 millones los afectados en los departamentos de Sacatepéquez, Chimaltenango y Escuintla.

En la ciudad colonial de La Antigua Guatemala también se hizo una protesta con velas encendidas, que representan a los desaparecidos para que no se les olvide, dijo a Efe una de las manifestantes, Sofía Letona, de 37 años.

Integrante del grupo de amigos “Antigua al Rescate” que se formó a raíz de la tragedia, explicó que “decidimos colocar estas velas por cada uno de los desaparecidos aunque no los encuentre. Es un acto simbólico por nuestros hermanos para que queden en la memoria”, subrayó.

El sábado se produjo el más grande lahar tras la potente erupción del coloso, ubicado a 50 kilómetros al oeste de la capital guatemalteca, pero sin causar daños a las comunidades.

Aunque oficialmente las labores de rescate están suspendidas por el mal clima y el riesgo que representan los lahares, miembros del Ejército se internaron en la zona del desastre, no para buscar sobrevivientes sino de cadáveres.

El gobierno anunció que se ha enviado maquinaria pesada a la zona para comenzar a desbloquear la ruta hacia las comunidades.           Emol