Necrológicas
  • Dora Antimán Cárcamo
  • Ramón Almonacid Villegas
  • Palle Nielsen
  • Elisa Kingma Gervola
  • Silvia Alvarado Yáñez

Polémica entre España y China: gobierno hispano compró tests rápidos de coronavirus que estaban defectuosos

Por Agencias viernes 27 de marzo del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

China dice que los productos pertenecen a una empresa sin licencia, pero en España replican que ésta tenía homologación europea.

En medio de la profunda crisis que vive España a causa del coronavirus, el gobierno de Pedro Sánchez suma una nueva complicación, luego de que se comprobara que los tests rápidos para detectar el Covid-19 que compraron a una compañía china estaban defectuosos.

El Ministerio de Salud español adquirió 340.000 kits de estas pruebas rápidas fabricadas por la empresa china Shenzhen Biotechnology. Una vez en su poder, las autoridades se percataron de que las adquisiciones tienen una sensibilidad del 30% cuando deberían superar el 80%, según reportó el diario español El País. De esta forma no cumpliría con su objetivo de identificar si un paciente está contagiado o no con el virus.

Por su parte, China también ha informado que dicha empresa no forma parte de las partidas cedidas por el gobierno chino y ha confirmado que no pertenece al lote de test que España ha adquirido en los últimos días y que todavía no han salido del país asiático.

Asimismo, la Embajada de China en España también ha publicado que el Ministerio de Comercio Chino “ofreció a España una lista de proveedores en la cual Shenzen Bioeasy Biotechnology no estaba incluida”, pero Sanidad ha respondido que la compra a dicha empresa “se inició antes de que las autoridades chinas facilitaran nuevos listados de proveedores al gobierno de España”.

“Los test para la detección del virus están teniendo una sensibilidad muy baja, entre el 20% y el 30%, por lo que tendrían que tener una confirmación posterior por la técnica de amplificación PCR”, indicó la vocera de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc), María del Mar Tomás.

“Con esta sensibilidad es prácticamente imposible utilizarlos rutinariamente”, aseguraron desde la institución. Por lo mismo, se deberá seguir utilizando la prueba actual, la PCR, que tiene una sensibilidad del 85%, que tarda hasta cuatro horas en dar resultados y que requiere personal y equipamiento muy especializado.

El equipo de protección personal que debiese portar cada funcionario sanitario durante su trabajo 35. La sensibilidad caracteriza la capacidad de la prueba para detectar la enfermedad en sujetos enfermos, por lo que este parámetro debe ser especialmente alto para que pueda funcionar bien.

Los test rápidos de Covid-19 funcionan de forma similar a los de embarazo: la muestra tomada de la zona nasofaríngea se diluye y se deposita en un artefacto con una tira reactiva que marca con líneas si es positivo, negativo o inválido. Los test detectan la presencia de antígeno y el resultado se obtiene en 10 ó 15 minutos, según complementa El País.

Desde el Instituto de Salud Carlos II, informaron que “se detectó una sensibilidad que no se corresponde con lo establecido en la ficha técnica”.

Al tener baja sensibilidad, cuando el test sea negativo no será posible saber si es un verdadero negativo o un falso negativo. Es decir, el paciente podría estar en realidad contagiado.

El escándalo tomó ribetes políticos y diplomáticos.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Salud, Fernando Simón, aseguró que España está haciendo a diario entre 15.000 y 20.000 test de PCR y reconoció que las pruebas rápidas eran muy esperadas para aliviar los laboratorios de microbiología, que están al límite de su capacidad.