Necrológicas
  • Alejandro Jorge Plastic Barría

Presidente de Irán lanza advertencia a Donald Trump: “no amenace nunca a la nación iraní”

Por Agencias martes 7 de enero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Cientos de miles de iraníes salieron a las calles de Teherán para participar en el funeral del general Qasem Soleimaní.

“No amenace nunca a la nación iraní”, lanzó en Twitter el Presidente iraní, Hasan Rohani, en respuesta a las declaraciones belicistas del Mandatario estadounidense, Donald Trump, que el sábado dijo que podría atacar 52 objetivos en la República Islámica.

“Quienes hacen referencia al número 52 deberían recordar también el número 290. #IR655”, tuiteó Rohani, en alusión a la tragedia del Airbus del vuelo Iran Air 655, abatido en julio de 1988 por un navío estadounidense en el Golfo, y que costó la vida a 290 personas.

Más de 30 años después de los hechos, esta catástrofe, por la que Irán sigue esperando las disculpas oficiales de Estados Unidos, continúa atormentando la memoria colectiva iraní, como ocurre en Estados Unidos con la toma de rehenes, en 1979, en la embajada de Teherán, que hizo que 52 diplomáticos estuvieran cautivos durante 444 días.

Trump advirtió a Teherán que Estados Unidos había identificado 52 lugares en Irán y que los atacaría “muy pronto y muy duro”, si la República Islámica agrede a personal u objetivos estadounidenses.

Estos sitios son “de muy alto nivel e importantes para Irán y la cultura iraní”, aseguró el Mandatario en un tuit. “¡Estados Unidos no quiere más amenazas!”, avisó.

Trump subrayó el valor simbólico de esta cifra, relacionándola con la crisis de los rehenes de 1979.

El Presidente estadounidense ha publicado varios mensajes amenazadores aludiendo a la República Islámica desde que el viernes Estados Unidos asesinara, en un bombardeo en Bagdad, al general iraní Qasem Soleimani.

Teherán prometió “vengar duramente” esta muerte, en el momento oportuno, especialmente con una acción militar.

Trump amenazó a Teherán con “represalias importantes” si Irán ataca instalaciones estadounidenses en Oriente Medio.

Masivo funeral

Entre llantos y gestos de dolor y rabia, cientos de miles de iraníes abarrotaron este lunes las calles del centro de Teherán para clamar venganza contra Estados Unidos por el asesinato del poderoso comandante Qasem Soleimaní, elevado a mártir en Irán.

Hombres y mujeres, desde niños en carritos a ancianos, la mayoría vestidos de negro o con colores oscuros, sollozaron y gritaron “Muerte a Estados Unidos, muerte a Israel, muerte a Al Saud (dinastía de Arabia Saudí)” mientras marchaban por la Avenida Enghelab.

Los asistentes portaron carteles con la fotografía del comandante de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria con lemas como “dura venganza” o “el general de los corazones”, así como banderas iraníes e iraquíes.

Al pasar el camión que portaba su féretro, la multitud hizo todo lo posible para acercarse y, para lograr su bendición, tiraron trozos de tela con el objetivo de que los militares que estaban sobre el vehículo acariciaran con ellos el ataúd.

Jameneí lideró entre sollozos el rezo en honor a Soleimaní y otras cinco de las víctimas del ataque, entre ellos el vicepresidente de la milicia chií iraquí Multitud Popular, Abu Mahdi al Mohandes, cuyos féretros estaban presentes en la Universidad de Teherán.

Junto a Jameneí y en primera fila frente a los féretros se encontraban también el Presidente iraní, Hasan Rohaní; el jefe del Poder Judicial, Ebrahim Raisí; el presidente del Parlamento, Alí Lariyaní; y el comandante en jefe de la Guardia Revolucionaria, Hosein Salamí.

También asistió el jefe político del movimiento palestino Hamas, Ismail Haniyeh, quien urgió a “castigar” a los culpables del asesinato, y cuya presencia demostró la importancia de Soleimaní para el llamado Eje de la Resistencia contra EE.UU. e Israel.

Expulsar a EE.UU.
de Oriente Medio

El nuevo comandante de la Fuerza Quds, Esmail Qaaní, prometió durante la ceremonia “expulsar” a Estados Unidos de la región y seguir “el camino del mártir Soleimaní con firmeza y resistencia”.

También en el funeral, el comandante de la Fuerza Aeroespacial de la Guardia Revolucionaria, Amir Alí Hayizadeh, afirmó que es necesaria “la destrucción completa de EE.UU. en la región”.

“La venganza del mártir Soleimaní no terminará lanzando cuatro misiles, atacando una base (estadounidense) o incluso matando a Trump; quiero decir, ninguno de estas acciones tiene el mismo valor que la sangre de este mártir”, agregó.