Necrológicas
  • José Carrasco Weber

Rajoy decidió destituir al jefe del gobierno catalán

Por La Prensa Austral domingo 22 de octubre del 2017

Compartir esta noticia
104
Visitas

– Puigdemont acusó al Presidente de “humillar” y querer “liquidar” la autonomía de Cataluña.

Tal como se preveía, el gobierno español encabezado por Mariano Rajoy acordó este sábado asumir todas las competencias en Cataluña y relevar al presidente regional, Carles Puigdemont, y a todos sus consejeros, en aplicación del artículo 155 de la Constitución “para restaurar el orden constitucional y el Estatuto de Autonomía”.

El presidente de la región de Cataluña, Carles Puigdemont, dijo que convocará al Parlamento autonómico para “debatir y decidir” una respuesta a las medidas propuestas por Mariano Rajoy contra el proceso independentista que él impulsa, y con el objetivo de “defender las instituciones” locales.

Puigdemont hizo una comparecencia institucional horas después de que el jefe del gobierno español confirmara la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que implica la destitución de las autoridades catalanas y el llamado a elecciones autonómicas antes de seis meses, medidas que deben ser ratificadas por el Senado el próximo viernes  27.

El líder catalán acusó un intento de “liquidar” la autonomía de la región, una pretensión del Ejecutivo de Mariano Rajoy de “humillar” y gobernar desde Madrid los asuntos de Cataluña.

“No podemos aceptar este ataque”, señaló el dirigente secesionista, que llamó a una “conjura” para defender las instituciones catalanas, y apeló a la “fuerza de la gente” para hacer valer sus aspiraciones.

Cataluña tuvo el 1 de octubre un referéndum ilegal en el que algo más de dos millones de personas votaron a favor de separarse de España. Las medidas aprobadas por el gobierno español son, a juicio de Puigdemont, el peor ataque sufrido por Cataluña desde la dictadura franquista (1939-1975) y un modo por el cual un Ejecutivo “ilegítimo” (el de Rajoy) asume la “representación de la voluntad popular” de los catalanes.