Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

Recuperan los cuerpos de casi 400 personas del naufragio en el Yangtsé

Por Agencias domingo 7 de junio del 2015

Compartir esta noticia
45
Visitas

El accidente del barco en el río Yangtsé ya es oficialmente la peor tragedia de este tipo que ha vivido China en su historia reciente. Los centenares de hombres que trabajan en el tramo del río donde ocurrió el accidente, cercano a la ciudad de Jianli, han recuperado 396 cuerpos de un total de 456 personas que iban a bordo en el momento del naufragio. Solamente 14 lograron sobrevivir y 46 siguen desaparecidas, según el último recuento dado a conocer por los medios estatales chinos.

La recuperación de la gran mayoría de los cuerpos se ha producido horas después de que los técnicos lograran dar la vuelta y sacar a flote el barco, de 76,5 metros de eslora y 2.200 toneladas de peso.

El proceso, que duró unas 22 horas en total, se realizó con la ayuda de varias grúas instaladas en otras embarcaciones que consiguieron levantar la nave hundida con cables de acero. Si bien se aprecia que la parte más alta de la embarcación sufrió daños considerables -el buque quedó boca abajo-, los pisos inferiores permanecen prácticamente intactos.

Una vez sacado a flote y empezado el proceso de drenaje de agua, los equipos han podido entrar a examinar cada una de las cabinas del Estrella de Oriente, hasta ahora una tarea casi imposible debido a las fuertes corrientes del río Yangtsé y a las malas condiciones meteorológicas.

Las autoridades decidieron dar la vuelta y sacar la embarcación después de que los detectores de vida no arrojaran ninguna indicio de que hubiera supervivientes y los técnicos lo recomendaran como la solución más rápida y viable para recuperar la mayor cantidad de cuerpos posible.

Las circunstancias que provocaron el accidente siguen atribuyéndose al mal tiempo después de que el capitán del buque -que está bajo custodia policial sin que se le haya atribuido por ahora ningún delito- asegurase que un tornado le sorprendió durante la fuerte tormenta de la noche del lunes.

Los sobrevivientes han contado a los medios estatales que la nave tardó entre uno y dos minutos en volcar y hundirse. Otras embarcaciones similares que navegaban por la misma zona decidieron amarrar ante la alerta que emitió la Autoridad Meteorológica de la ciudad de Jianli media hora antes que ocurriera el accidente.

No está claro aún si el capitán del Estrella de Oriente no oyó la recomendación o si simplemente decidió ignorarla. En esta época del año los fuertes temporales son habituales en la zona y el capitán contaba con tres décadas de experiencia. Un representante de la empresa propietaria del ferri hundido ha prometido colaborar con la investigación y el Presidente del país, Xi Jinping, aseguró que ésta se realizaría “sin ningún encubrimiento”.

Los familiares desplazados hasta el lugar del accidente denuncian el abandono y la falta de información por parte de las autoridades. Algunos han decidido ir por su cuenta hasta la ribera del Yangtsé para estar más cerca de sus allegados al comprobar que las autoridades no tenían intención de acercarles hasta el sitio.

Otros han canalizado su frustración a través de protestas en las calles de Jianli para pedir una investigación justa y completa y la devolución de los cadáveres para que sean enterrados en sus ciudades de origen. El gobierno ha tratado de limitar los movimientos de éstos y les han “desaconsejado” que hablen con la prensa. Los medios estatales chinos tampoco se han hecho eco de sus demandas.

Agencias