Necrológicas
  • Erna del Carmen Ahern Vargas
  • Juan Nelson Umaña Belmar
  • Luis Ernesto Segovia Segovia

Senado de EE.UU. acusa a Putin de ayudar a Trump a ganar las elecciones

Por Agencias jueves 17 de mayo del 2018

Compartir esta noticia
86
Visitas

El Comité de Inteligencia del Senado, de mayoría republicana, sostiene que Rusia interfirió en las elecciones presidenciales de 2016 con el fin de favorecer la victoria de Donald Trump, una tesis que se alínea con la de los servicios de inteligencia de Estados Unidos pero que choca con lo planteado hace solo dos meses por los propios republicanos de la otra cámara del Congreso, la de Representantes.

En dicho comité, los conservadores emitieron su propio informe -sin el apoyo de los demócratas- en el que exoneraban al Presidente republicano de cualquier nexo con el Kremlin y, además, rechazaban la idea de que el objetivo de Moscú fuese ayudar al neoyorquino a llegar a la Casa Blanca. La declaración difundida este miércoles por el otro comité, en cambio, tiene apoyo de los dos partidos.

No es el informe final del Comité de Inteligencia del Senado sobre la injerencia electoral rusa, pero sus conclusiones son claras. Trump ha minimizado la aseveración de los servicios de inteligencia sobre los esfuerzos de Moscú para ayudarle a ser presidente, ha negado cualquier coordinación con Rusia y ha dicho sufrir una “caza de brujas”.

“Nuestro personal ha concluido que las conclusiones (de los servicios de inteligencia) eran precisas y correctas”, dijo el vicepresidente del comité del Senado, el demócrata Mark R. Warner, en una declaración conjunta con el presidente, el senador republicano Richard Burr.

El pasado 12 de marzo, sin embargo, el representante Michael Conaway, encargado de supervisar la investigación de la trama rusa en la Cámara de Representantes, rechazó la teoría del apoyo a Trump. “No estamos de acuerdo con la narrativa de que estaban tratando de ayudar a Trump”, dijo a la prensa, y agregó que no se había hallado “ninguna evidencia de colusión”.

Los servicios de inteligencia dieron por seguro en su informe parcialmente difundido a primeros de 2017 que el gobierno de Vladimir Putin había intentado ayudar al republicano a ganar las elecciones en detrimento de Hillary Clinton. Para llevar a cabo esta interferencia, realizaron ciberataques, difundieron correos privados de los demócratas y propaganda tóxica para la exsecretaria de Estado, según sus conclusiones. Si en esta estratagema hubo o no alguna colaboración con el propio círculo del hoy presidente se está aún analizando.