Necrológicas
  • María Cornelia Oyarzo Oyarzo
  • José Humberto Jara Poblete
  • Ana María España Giraldes
  • María Elena Barticevic Marinovic

Sólo minutos duró Lula como ministro: justicia brasileña anuló nombramiento

Por Agencias viernes 18 de marzo del 2016

Compartir esta noticia
61
Visitas

La justicia brasileña emitió una orden que anula transitoriamente la asunción del ex Presidente Lula da Silva como nuevo ministro de la Casa Civil (una suerte de Primer ministro), cargo que había asumido pocos minutos antes en una ceremonia con la Mandataria Dilma Rousseff. La decisión del juez federal Itagiba Catta Preta Neto, del Cuarto Juzgado del Distrito Federal, fue tomada tras la acción judicial presentada por el abogado de Porto Alegre Enio Meregalli Junior, en vista de las investigaciones contra el ex Mandatario por lavado de activos y tráfico de influencias, según consignó el medio G1, de la cadena O Globo.
Esto, producto de que al ser designado ministro, Lula ahora contaría con fuero político, lo que le permitiría evitar comparecer ante el juez Sergio Moro y sólo ser sometido ante el Tribunal Supremo brasileño, el que podría aplicarle juicio político. En el fallo, que tiene aplicación inmediata, el magistrado resolvió que Lula da Silva no podrá ejercer “el cargo de ministro de Estado de la Casa Civil de la Presidencia de la República, o cualquier otro que le otorgue fuero”. Esto, “teniendo en cuenta el riesgo de daños en el libre ejercicio de la potestad jurisdiccional, la evaluación de la Policía Federal y el Ministerio Público de la Federación”.
Ahora, el Ejecutivo podrá apelar ante la decisión judicial, la que sería vista por el Tribunal Regional Federal de la Primera Región.
Escuchas telefónicas
La determinación se dio a conocer sólo 40 minutos después de que el ex Mandatario jurara como ministro ante la Presidenta Dilma Rousseff, transformándose en el nuevo hombre fuerte del gabinete, con la misión de unir al oficialismo ante los deseos de la oposición de someter a la Mandataria a un juicio político. Durante la ceremonia en un Palacio de Planalto acordonado por agentes policiales para aislarlo de las protestas que se le intentaban echar encima, la jefa de Estado brasileña definió a su antecesor como “un gran líder político, un gran amigo y compañero de lucha y de conquistas”. En este sentido, agregó que esperaba “contar con su capacidad única para mirar a los ojos y entender a nuestro pueblo”, agregando que “mi gobierno tendrá aún mejores condiciones para reemplazar a Brasil en la pista con Lula a mi lado”.
El revuelo por el anuncio de que Lula sería nombrado ministro aumentó, después que el juez Sergio Moro divulgara en la noche del miércoles, una escucha telefónica  en la que Rousseff avisa a Lula de que recibirá en su despacho el acta de ministro para utilizarlo “en caso de que sea necesario”.
Las palabras de la Mandataria se interpretaron como la confirmación de que Lula sería nombrado ministro para evitar a la justicia ordinaria y las manifestaciones contra el gobierno se avivaron en la noche del miércoles en al menos 15 estados del país. El gobierno reaccionó a las escuchas asegurando que son una “violación flagrante de la Constitución” y anunció medidas legales contra el magistrado.
Juez asistió a protestas
Pocos minutos pasaron para la suspensión del nombramiento de Lula, para que el actuar del juez Itagiba Catta Preta Neto fuera puesto en entredicho. Esto por las publicaciones en su cuenta personal de Facebook contra la Presidenta Rousseff, las que ahora le están jugando en contra.
Así lo pudo constatar O Globo, señalando que en su perfil de la red social el magistrado enviaba mensajes de apoyo a los movimientos políticos opositores, tanto así, que incluso participó en las protestas en contra de la Mandataria, publicando fotografías de las marchas. Tras el fallo judicial, Cata Preta decidió cerrar su cuenta, aunque sus publicaciones fueron guardadas por usuarios de redes sociales.
El hecho, además, servirá como argumento en la apelación que ingresará la Procuraduría General de la Unión al fallo del juez, levantando una solicitud de suspensión del magistrado.