Necrológicas

Trump amenaza con cerrar el comercio a países industrializados

Por Agencias domingo 10 de junio del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
217
Visitas

La cumbre del G7 finalizó este sábado en Canadá con una conclusión no escrita pero muy palpable: que Donald Trump está decidido a cambiar el orden global y que la distancia con los aliados no remite. El Presidente de Estados Unidos desafió al club de países más industrializados proponiendo una zona de comercio libre de aranceles, pero advirtió de que, mientras no se logre dicho marco, Washington quiere cambios en las reglas de juego que mejoren las exportaciones estadounidenses. Sin ellos, advirtió, dejará de comerciar con sus aliados.

El paso de Trump por Quebec fue turbulento y ciclotímico. Llegó tarde, se fue pronto, y durante su estancia combinó los elogios con amenazas de ruptura y frases gruesas, marca de la casa.

El republicano ha declarado la guerra al déficit comercial. EE.UU., la primera potencia económica mundial, importa de otros países mucho más de lo que exporta, y este desequilibrio, que sumó 556.000 millones de dólares (472.500 millones de euros) el año pasado, ha sido su fijación desde que comenzó su andadura hacia la Casa Blanca. Lo atribuye a unos acuerdos comerciales injustos y le culpa de la pérdida de empuje fabril de la economía. En este contexto, el pasado 1 de junio activó unos aranceles al acero (25%) y al aluminio (10%) procedente de Canadá, México y la UE. Los afectados respondieron con represalias equivalentes, alimentando una escalada de tensión diplomática que ha marcado esta cita.

En la reunión del viernes sobre comercio, sin embargo, Trump sorprendió poniendo sobre la mesa la posibilidad de crear un espacio comercial común. “Ni aranceles ni barreras, así es como debería ser. Y sin subsidios”, dijo a la prensa el magnate neoyorquino, sin quedar muy claro si se trataba de una posición verdaderamente meditada o de un simple órdago. El ambiente de la cumbre no invita a vislumbrar semejante escenario de acuerdo, sobre todo en un momento en el que también Europa vive una ola nacionalista y en el que Reino Unido quiere abandonar la UE.

EE.UU., Canadá, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Japón concluyeron el viernes dos días de reuniones difíciles, con críticas públicas, a cuenta del giro aislacionista de la nueva Administración de Trump y, en especial, a las tensiones arancelarias. Aun así, el republicano aseguró que “la relación con Angela (Merkel) y Emmanuel (Macron) es de 10”.

La Administración de Trump ha abierto tres frentes comerciales a un tiempo: uno con Pekín, otro con la UE y el del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) con Canadá y México. China supone el grueso del desequilibrio comercial estadounidense (375.000 millones), seguida de Europa (151.000 millones), pero Washington no ha distinguido entre rivales y aliados.