Necrológicas

Trump critica a la Unión Europea y a Alemania por sus políticas sobre inmigración

Por La Prensa Austral martes 19 de junio del 2018

Compartir esta noticia
97
Visitas

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se refirió ayer a la actual crisis que sufre el gobierno de la canciller de Alemania, Angela Merkel, por sus políticas migratorias, a la vez que criticó que la actitud europea en este asunto esté permitiendo un cambio “radical” de su cultura.

“El pueblo alemán le está dando la espalda a sus gobernantes debido a que la inmigración está sacudiendo la débil coalición de Berlín. La criminalidad en Alemania está subiendo. Un gran error por parte de toda Europa el aceptar a millones de personas que radical y violentamente han cambiado su cultura”, expresó Trump en su cuenta de Twitter.

En otro tuit Trump insistió sobre el punto: “¡No queremos que lo que está ocurriendo con la inmigración en Europa nos pase a nosotros!”, insistió Trump, que después agregó: “¡La delincuencia en Alemania está bien al alza. Un gran error cometido en toda Europa al admitir dentro a millones de personas que han cambiado tan fuertemente y violentamente su cultura!”, agregó, empleando términos parecidos a los de la derecha xenófoba europea.

Sin embargo, el Presidente de EE.UU. omitió los datos que indican que los delitos cayeron un 5% en Alemania en 2017, alcanzando el nivel más bajo desde 1992. Además, los delitos cometidos por inmigrantes descendieron un 23%.

Tras estas publicaciones, en un acto en la Casa Blanca, Trump redobló sus reclamos contra Europa al prometer que EE.UU. no será un “campo” de inmigrantes o refugiados. “Si miras lo que está ocurriendo en Europa u otros lugares. No podemos permitir que esto ocurra”, clamó.

La tensa situación que atraviesa el Ejecutivo alemán se intensificó después de que en los últimos días el ministro alemán de Interior, Horst Seehofer, expresara su determinación en favor de cerrar las fronteras para poner fin a la crisis migratoria. Esta posibilidad ha provocado una grave crisis institucional en Berlín, donde Merkel gobierna con el apoyo de una coalición conservadora integrada, entre otros, por la Unión Socialcristiana (CSU), de la que forma parte Seehofer. Frente a su ministro de Interior, Merkel aboga porque la solución al problema de la acogida de refugiados llegue desde Bruselas, a través de un acuerdo entre todos los Estados miembros de la Unión Europea

Estas tensiones no son nuevas en Alemania, que ha recibido a cerca de 1,3 millones de refugiados desde 2015, sin embargo, la fragmentación del gobierno formado hace apenas cuatro meses, gracias a una coalición entre partidos muy dispares, ha debilitado la posición de Merkel y ha puesto en riesgo sus políticas migratorias.