Necrológicas
  • Héctor Mayorga Vargas
  • María Luzmira Huichamán Ojeda
  • Rodolfo Dulansky Vergara

Trump reconoció que aceptaría información de Rusia o China sobre su rival en las elecciones

Por La Prensa Austral viernes 14 de junio del 2019

Compartir esta noticia
57
Visitas

Una situación muy parecida a la descrita por el magnate tuvo lugar en su campaña presidencial de 2016 y generó gran polémica.

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconoció que, llegado el momento, aceptaría la información que puedan ofrecer países como Rusia o China sobre su rival demócrata en las elecciones de 2020.

En una entrevista con la cadena ABC, Trump afirmó que le gustaría escuchar esa hipotética información que Rusia o China puedan ofrecerle. “No hay nada malo en escuchar”, dijo.

“Si alguien llamase de un país, Noruega, ‘tenemos información sobre tu rival’, oh, creo que querría escucharlo”, confesó el Presidente.

“Eso no es una injerencia, ellos tienen información, creo que la recibiría. Si creyera que hay algo malo, entonces la llevaría al FBI”, agregó Trump.

El Presidente, además, dijo que los miembros del Congreso usan este tipo de prácticas todo el tiempo. “Todos lo hacen”, dijo.

Una situación muy parecida a la descrita por Trump tuvo lugar en su campaña presidencial de 2016 y generó una gran polémica.

Su hijo mayor, Donald Trump Jr., se reunió en junio de 2016 en la Torre Trump de Nueva York con una abogada rusa que supuestamente le había ofrecido información procedente del Kremlin para perjudicar a su rival, la demócrata Hillary Clinton.

Trump Jr. ha reconocido que esperaba obtener en ese encuentro información comprometedora sobre Clinton, pero que la abogada rusa no le aportó finalmente ningún dato, pese a lo que le había prometido un publicista que intermedió en la reunión.

De la reunión también participaron el asesor y yerno de Trump, Jared Kuschner, y el entonces jefe de campaña de Trump, Paul Manafort, que cumple una pena de siete años y medio de cárcel por varios delitos económicos.

Precisamente esta semana, Trump Jr. volvió a comparecer ante el Comité de Inteligencia del Senado a puerta cerrada para hablar sobre esa reunión. Antes de entrar a la comparecencia, dijo a periodistas que no tenía “nada que rectificar” sobre su primera declaración ante ese comité en 2017, cuando señaló que la abogada no le aportó “información relevante”.

Críticas contra
el Mandatario

Las declaraciones de Trump alimentaron un torrente de críticas con calificativos como “vergonzoso”, “chocante” y “un error”. La condena llegó del sector de los Demócratas favorables a iniciar un proceso de destitución o “impeachment”, pero también de su propio partido y entre aliados cercanos.

“Todos en este país deberíamos estar completamente horrorizados”, dijo la líder demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi.

El senador Lindsey Graham, un republicano que en general se mantiene alineado con Trump, dijo que Trump había cometido “un error”.

Luego de la emisión de la entrevista en la cadena ABC y la lluvia de críticas que le cayó, Trump se defendió el jueves en su cuenta de Twitter.

“¿Llamar al FBI para hablar de estos llamados y reuniones? ¡Qué ridículo! Nadie confiaría nunca más en mí”, escribió Trump.

“Mis respuestas completas nunca aparecen en los medios de comunicación de Noticias Falsas. Deliberadamente dejan afuera las partes importantes”, remarcó.

La Casa Blanca también declaró en defensa del Presidente y se refirió al ahora cuestionado informe de 2016 compilado por Christopher Steele, ex agente de inteligencia británico, que fue en su momento utilizado por los Demócratas.

En ese informe, financiado por una firma legal vinculada a la campaña de Hillary Clinton y al órgano que gobierna al partido Demócrata, Steele presentó información de fuentes rusas.

“La hipocresía aquí no conoce límites”, dijo Hogan Gidley, portavoz de la Casa Blanca, y desestimó las críticas al presidente como “absolutamente ridículas”.

Riesgo de Impeachment

Según la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, el equipo de Trump mantuvo numerosos contactos con Rusia pero en su conjunto esos contactos no configuraban prueba de una conspiración con Moscú.

Sin embargo, los Demócratas alegan que el comportamiento del presidente resulta lo suficientemente sospechoso como para arrancar una investigación todavía más profunda. Una minoría nada silenciosa aboga incluso por el inicio de un proceso de destitución.

La entrevista con Trump se emitió el mismo día en que el hijo mayor de Trump, Donald Trump Jr., testificó a puertas cerradas ante un comité del Senado liderado por los republicanos sobre sus contactos con Rusia.

En particular, el comité pretendía ahondar en declaraciones anteriores de Trump Jr sobre una reunión en la Trump Tower en junio de 2016, donde estuvieron presentes el yerno del Presidente, Jared Kushner, el entonces jefe de campaña, Paul Manafort, y una abogada rusa que ofreció información “sucia” sobre Hillary Clinton.

Aunque Trump se declaró victorioso tras la divulgación parcial del informe de Mueller, sus comentarios en ABC han reavivado la polémica, justo en el momento en que se apresta a dar comienzo a su campaña por la reelección.

El próximo martes, Trump tiene previsto reunirse con sus seguidores en el estado de Florida, en un acto que significará el comienzo oficial de la carrera hacia un segundo mandato.