Necrológicas

Trump rectifica y ahora sí cree que Rusia interfirió en las presidenciales de EE.UU.

Por Agencias miércoles 18 de julio del 2018

Compartir esta noticia
87
Visitas

El republicano justificó que sus declaraciones anteriores fueron un “lapsus”.

El Presidente de EE.UU., Donald Trump, se quedó solo en su defensa de la actitud mostrada el lunes ante el ruso Vladimir Putin, en la que otorgó al Mandatario tanta credibilidad como a sus servicios de inteligencia y evitó criticar por la injerencia electoral de 2016 que todas las instituciones dan por segura.

Trump matizó sus palabras este martes tras el aluvión de críticas de los propios republicanos y recalcó que sí cree en las conclusiones de sus agencias respecto al Kremlin y que su gobierno evitará nuevas interferencias en las legislativas de noviembre. Además, atribuyó la crisis generada por esa rueda de prensa con Putin a un lapsus del lenguaje.

“Tengo una confianza absoluta en las agencias de inteligencia”, dijo desde la Casa Blanca. “Acepto la conclusión de la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016, aunque no tuvieron efecto alguno en el resultado ni hubo colusión (con el equipo de Trump)”.

El lunes, en la cumbre de Helsinki, Mandatario estadounidense había equiparado la credibilidad de sus servicios de espionaje con la del Kremlin respecto a las acusaciones de injerencia. “Mi gente, Dan Coats (director nacional de Inteligencia) y otros, vinieron a mí y me dijeron que creían que era Rusia. El Presidente Putin dice que no es Rusia, Le diré que no veo ninguna razón por la que debería serlo, pero quiere de veras ver el servidor, tengo confianza en ambas partes”, comentó en la rueda de prensa conjunta.

Trump aseguró este martes que todo se debió a un lapsus. “He mirado la transcripción y he visto que donde dije ‘no veo ninguna razón por la que debería serlo’ quería decir no veo ninguna razón por la que ‘no debería’ serlo. Creí que debía clarificar esto”, explicó, si bien el conjunto de su declaración el lunes parecían sí otorgar ese voto de confianza a Putin.

Todas las agencias de inteligencia de EE.UU. han concluido que Moscú orquestó una campaña de ciberataques y propaganda para interferir en las elecciones de 2016 con el fin de favorecer la victoria de Trump. Los legisladores del Congreso han concluido en el mismo sentido y el departamento de Justicia ha imputado a 25 ciudadanos rusos.

Sigue en investigación a cargo de un fiscal especial, Robert Mueller, si además hubo algún tipo de connivencia entre Rusia y en entorno del republicano en esta estratagema, algo sobre lo que no se han hallado pruebas y que los republicanos no ponen sobre la mesa.