Necrológicas
  • Luis José Rodolfo Mansilla Cárcamo
  • María Orfelina Almonacid Miranda
  • Enrique Guillermo Bacho Herrera

Un chileno entre los muertos tras derrumbe del puente de una autopista en Génova

Por Agencias miércoles 15 de agosto del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
69
Visitas

Al menos 35 personas murieron (entre ellos un bebé) y varias resultaron heridas de gravedad este martes al derrumbarse el tramo de un puente en la ciudad italiana de Génova, según fuentes oficiales. El ministro de Interior, Matteo Salvini, tachó de inaceptable lo ocurrido y aseguró que depurará responsabilidades.

Hacia el mediodía, el momento en el que se produjo el derrumbe había alrededor de 30 vehículos y tres camiones en ese punto de la autovía A-10. Se trata del puente Morandi, que atraviesa el río Polcevera y pasa por una zona muy poblada y en la que hay varios centros comerciales y concesionarios, además de edificios residenciales y áreas industriales.

En las imágenes del hundimiento, cuyas causas se desconocen por ahora, se ven vehículos y camiones parados en el precipicio. Los vehículos que cayeron al vacío se cuentan por varias decenas. Los servicios de rescate tratan de salvar a las personas que quedaron atrapadas bajo los escombros del puente, que en su caída arrojó enormes bloques de cemento. Los testigos que aún se encuentran por la zona solo aciertan a hablar de “una imagen del terror”.

El viaducto fue construido en los años ‘60, tiene 90 metros de altura y algo más de un kilómetro de longitud y está entre los barrios de Sampierdarena y Cornigliano, al oeste del centro. Una zona que junto al resto de la ciudad aún permanece en estado de shock. El puente, de paso casi obligado para ir al mar o al aeropuerto desde la ciudad era un símbolo de Génova -los genoveses lo llamaban “el puente de Brooklyn”-, relata un grupo de vecinos, pero siempre ha sido objeto de críticas y comentarios.

A lo largo de los años el viaducto ha necesitado pasar por diferentes obras de manutención y restauración. Varias asociaciones de expertos hablan de una “falla de la ingeniería” debido al elevado coste de su mantenimiento.

El ingeniero genovés Antonio Brancich había alertado en 2016 de posibles fallas en la construcción del viaducto y comenzó a hablar de un “fallo de la ingeniería” y de un “puente que hay que volver a construir”. Ahora volvió a reafirmar su postura en declaraciones a los medios locales: “El puente Morandi estaba continuamente en mantenimiento. Estaba afectado por gravísimos problemas de corrosión vinculados a la tecnología que el propio Morandi desarrolló y que demostró ser un fracaso”. “Si sólo hay tres puentes como este en el mundo, por algo será”, concluye.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, trasladó sus condolencias al pueblo italiano en un comunicado: “Estoy profundamente entristecido por el colapso de un puente en Génova que se ha cobrado muchas vidas. En nombre de la Comisión Europea, expreso mi más sentido pésame y sinceras condolencias a las familias y amigos de los fallecidos y al pueblo italiano”.