Necrológicas
  • Filomena Cárcamo
  • Raúl Ampuero Ampuero
  • Flor Díaz Retamales
  • René Araya Arancibia

Un juez permite a 25 supuestos hijos recoger muestras de “médico inseminador”

Por Agencias sábado 3 de junio del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
176
Visitas

Un juez de Rotterdam ha decidido este viernes que 25 supuestos hijos del fallecido médico holandés Jan Karbaat, sospechoso de haber inseminado a decenas de mujeres con su propio esperma, pueden recoger el ADN del médico desde varios de sus objetos personales. Para los análisis se podrán recoger unas tijeras de nariz, unas medias de compresión y un cepillo de dientes del facultativo.
Según informa el diario El País de España, aunque la sentencia retrase el caso -por remitir a otro juicio la decisión definitiva sobre la posibilidad de comparar las muestras del muerto con las de los 25 supuestos descendientes- Moniek Wassenaar, una de las demandantes, señala que los afectados están preparados.
“Nuestro abogado pedirá de inmediato la apertura del nuevo proceso. Entretanto, estamos cruzando muestras entre nosotros”, ha dicho este viernes, en conversación telefónica.
La viuda de Karbaat, que codirigió la clínica de fertilidad donde el hombre supuestamente inseminó con su esperma a decenas de mujeres, considera la decisión judicial como “un ataque” a la privacidad de su marido.
“El juez ignoraba que otros 18 posibles hijos ya han comparado su ADN con el de Jasper, un hijo legítimo de Karbaat, y ha salido positivo. Se supo cuando ya estaba en marcha el caso. De otro modo, creemos que habría sido más diligente”, añade Moniek, psiquiatra, y una de las pocas que conoció a Kaarbaat.
Karbaat fue director del Hospital Infantil de Rotterdam y tuvo luego su propia clínica de fertilidad en la misma ciudad. Las donaciones de semen fueron anónimas hasta 2004 en Holanda. Cuando las pacientes no conseguían quedarse embarazadas, Karbaat supuestamente mezclaba en secreto esperma de varios donantes. También iba a buscar “semen fresco”, según decía, que era el suyo.
A la vista de que puede tener centenares de hijos, Edith Schippers, ministra de Sanidad en funciones, ha pedido a todos los donantes anteriores a 2004 que publiquen sus datos. “Hemos visto lo que supone para los hijos no saber quién es su padre”, ha dicho, para justificar su petición.