Necrológicas
  • Arsenio José Campos Soto
  • Emilia Sánchez Saldivia
  • Carlos Chandía Vargas
  • Adriana Henseleit de Martínez

Unicef denunció política migratoria de Estados Unidos: “Los niños tienen que estar con sus familias”

Por La Prensa Austral miércoles 20 de junio del 2018

Compartir esta noticia
163
Visitas

Unicef denunció ayer la práctica estadounidense de separar niños inmigrantes de sus padres en la frontera con México y recordó que bajo cualquier circunstancia los menores de edad deben estar siempre junto a sus familias.

La directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Henrietta Fore, dijo en un comunicado que “parte el corazón ver cómo niños, algunos de ellos bebés, y que buscaban refugio en Estados Unidos, son separados de sus padres”.

Según datos oficiales, cerca de 2.000 menores inmigrantes han sido separados de sus familias en la frontera con México en un plazo de seis semanas, debido a la política de “tolerancia cero” del Presidente de EE.UU., Donald Trump, contra la inmigración ilegal, que implica tratar como criminales a los indocumentados que entran al país.

“Los niños, sin tener en cuenta de dónde vienen o cuál es su estatus migratorio son niños antes que nada. Los que no tuvieron otra opción que huir de sus hogares tienen el derecho a ser protegidos, tener acceso a los servicios esenciales y estar con sus familias, como cualquier otro niño”, agregó.

Foe hizo hincapié en que “la detención y la separación de las familias son experiencias traumáticas que pueden exponer estos niños a explotación y abuso”.

El portavoz de Unicef Christophe Boulierac fue consultado en rueda de prensa si la entidad tiene acceso a los centros donde están detenidos, pero la pregunta no tuvo respuesta.

Tampoco supo decir si la propia Foe o algún otro alto cargo ha solicitado visitar los centros donde están detenidos los niños.

En Estados Unidos es creciente la indignación tras haberse difundido las imágenes de menores inmigrantes alojados en almacenes y, en algunos casos, dentro de recintos divididos a modo de jaulas.

Además, ha habido denuncias de que las personas que cuidan de los niños en dichos centros no están autorizados a tocar, acariciar o abrazar a estos menores.

El portavoz dijo que “no es aceptable” tener a los menores encerrados y separados de sus progenitores y subrayó “que es terrible no ser capaz de consolar y ayudar a un niño tocándolo, porque los niños necesitan afecto y cariño”.

Boulierac agregó que Unicef no está en la frontera mexicoestadounidense y tampoco supo responder porqué no había una presencia allí, como sí tienen en otros lugares del planeta donde los derechos de los niños están siendo violados o en peligro.

El portavoz se limitó a recordar que Estados Unidos es el único país en el mundo que no ha firmado y ratificado la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Niños, cuyo artículo nueve especifica que los menores no deberían ser separados de sus padres contra su voluntad.

Por su parte, el portavoz de la Organización Internacional de las Migraciones (Oim) Joel Millman aseguró que la entidad que representa tampoco está presente en la frontera con lo cual no pueden monitorear lo que está sucediendo, pero subrayó que ningún inmigrante debería ser detenido y menos los menores de edad.

“Cruel e inhumana”

En tanto, el gobierno mexicano a través de su canciller Luis Videgaray, condenó la nueva política de “tolerancia cero” del gobierno de Trump y calificó de cruel, inhumana y violatoria de los derechos humanos. “El gobierno de México en ningún momento promueve la migración ilegal, sin embargo conforme a nuestros principios constitucionales nosotros no podemos ser indiferentes ante un hecho que claramente representa una violación a los derechos humanos y que pone en situación de vulnerabilidad a niños menores, algunos incluso con discapacidad”, afirmó Videgaray en una conferencia de prensa después de que se le reprochara al gobierno mexicano la tardanza en emitir una postura clara sobre esta política migratoria.

Videgaray exhortó al gobierno de Trump para que reconsidere esta política migratoria y se le dé prioridad al bienestar de los menores. También el canciller hizo un llamado a la comunidad internacional y a los organismos como la Onu para que emitan un posicionamiento claro sobre esta medida. Sobre una posible repatriación a México de ciudadanos de países como Honduras, El Salvador y Guatemala que ahora permanecen en EE.UU., aclaró que aunque en su país no se criminaliza a los inmigrantes, no se aceptará una repatriación de los extranjeros a México.