Necrológicas
  • Juan Lleucún Muñoz

Vinculan a chileno con red de sobornos de universidades de elite en EE.UU.

Por Agencias jueves 14 de marzo del 2019

Compartir esta noticia
230
Visitas

Agustín Huneeus está acusado de pagar 50 mil dólares para que una de sus hijas ingresara a la Universidad del Sur de California.

De a poco se van revelando detalles de cómo operaba la red de sobornos a universidades estadounidenses de elite para que hijos de personas importantes y adineradas accedieran a estudiar en las casas de estudios más prestigiosas de ese país.

Entre los acusados está Agustín Francisco Huneeus Jr. (53), empresario vitivinícola nacido en Chile, a quien se le apunta por tramitar de esta forma el ingreso de una de sus hijas a la Universidad del Sur de California (USC).

Huneeus es uno de los 50 supuestos involucrados en el caso que destapó este martes el New York Times, quienes arriesgan una pena de hasta 20 años de cárcel. En su caso, se le acusa de pagar 50 mil dólares (más de 33 millones de pesos chilenos) para asegurar el cupo de la segunda de sus cuatro hijas a la mencionada casa de estudios, que sólo acepta el 12 por ciento de sus postulantes.

El fiscal federal del distrito de Masachusetts, Andrew Lelling, detalló que, de los acusados, 33 son padres que pagaron elevadas sobornos para garantizar que sus vástagos ingresaran a diversos centros de estudios.

“Hemos acusado a tres personas que organizaron estas estafas, dos administradores de los exámenes Sat, un supervisor de examen, un administrador de universidad, nueve entrenadores de escuelas de élite y 33 padres que pagaron enormes sumas para garantizar la admisión de sus hijos a ciertas escuelas a través del uso de sobornos y falsas credenciales académicas y deportivas”, dijo el persecutor, quien detalló que los pagos llegaron a los 25 millones de dólares.

Datos falseados

Los Sat son exámenes de admisión y, según el expediente del FBI, en el caso de la hija de Huneeus el esquema que se utilizó fue una ayuda durante el mencionado examen y una recorrección del puntaje -logrando 1.380 de 1.600 puntos-, junto con el falseo de datos deportivos.

Según las escuchas al empresario que están consignadas en el expediente y que recogió La Tercera, éste consultó por qué no le pusieron 1.550 puntos para asegurar su ingreso, a lo que le responden desde la USC que “hubiera sido sospechoso dado sus notas en el colegio”.

Como el resultado del Sat no fue excelente, hicieron pasar a la hija del empresario chileno como jugadora de la selección de waterpolo, para lo que incluso se “photoshopeó” una foto.

Desde la universidad le explicaron a Huneeus, quien preguntó sobre el funcionamiento de este tema considerando que ella no practicaba el deporte, que ella nunca sería citada al equipo.

Finalmente su hija fue aceptada en la USC “porque tiene el potencial de ayudar al programa deportivo”, por lo que pagó los 50 mil dólares que le pidieron.

Desconfianza del empresario

Pero el empresario tenía algunas dudas, pues consultó sobre los riesgos de que esto se supiera y que le “estallara la cabeza”, aunque le contestan que eso nunca pasó en 24 años y que todo está asegurado.

Luego de que a fines de noviembre le advirtieran sobre la investigación que desarrollaba el FBI, desde la institución educacional lo conminan a decir que los 50 mil dólares fueron una donación a una fundación.

Ante eso Huneeus contesta: “Amigo, amigo, crees que soy idiota. Diré que la donación fue porque estoy conmovido por la forma como la Fundación ayuda a niños sin privilegios a entrar a la universidad”.