Necrológicas
  • María Luisa Domich Artigas
  • Mario Alberto Maringue Moya
  • Ema Barría
  • Irma Eliana Navarro Serón
  • Luis Notolio Ortega Barría
  • Rosa Mireya Alarcón Muñoz

El mundo virtual en la vida de un adolescente gamer

Por La Prensa Austral jueves 30 de noviembre del 2017

Compartir esta noticia
99
Visitas

 

La experiencia de Pablo Castiñeira, gamer profesional, con el mundo de los videojuegos 

La adolescencia hoy está estrechamente relacionada con los videojuegos y, el uso de estrategias, agilidad y concentración, son características importantes en esa etapa de la vida. A la vez, las temáticas de los juegos facilitan la inserción y agregan, minuto a minuto, nuevos seguidores a esta industria.

Los videojuegos no dejan afuera a nadie

En el mundo de los videojuegos la franja de edad para participar se amplía cada vez más, no siendo algo exclusivo de los niños y adolescentes. Abarca adultos y suma nuevas actividades como reuniones de amigos gamers. Se vuelve un compartir entre grandes y chicos, transformando a las familias en “Familias 2.0”, las cuales estrechan sus lazos a través del juego comunitario y el intercambio de afinidades. Incluso forman parte de herramientas para pedagogos y educadores, ya que apoyan y profundizan técnicas de enseñanza para niños con dificultades de aprendizaje o patologías cognitivas.

Su función ha trascendido el pasatiempo y se proyecta sobre la simulación computarizada, la realidad virtual, la inteligencia artificial, la educación y la estimulación, por sólo mencionar algunos campos de aplicación.  En la actualidad, su influencia es variada, por ejemplo, dan lugar a la Inteligencia Múltiple, que es la capacidad de utilizar el cerebro más rápido y en diferentes cuestiones de modo simultáneo; ayudan a la memoria; estimulan el aprendizaje de idiomas, además de que colaboran en la orientación vocacional de niños y adolescentes.

Los videojuegos pisan fuerte

Los juegos de estrategia mejoran la capacidad de los jóvenes para tomar decisiones ventajosas en escenarios de riesgo o frente a situaciones de ambigüedad. Un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba, afirma que determinados videojuegos contribuyen con el desarrollo de la plasticidad neuronal en la etapa de crecimiento.

Pablo Castiñeira tiene 20 años, juega PlayStation desde niño y es jugador profesional de Pro Evolution Soccer (PES). A los 5 años se le presentó una situación de vida límite y debió ser sometido a una operación de corazón la cual le impidió realizar, por prescripción médica, las actividades físicas habituales para su edad, encontrando en los videojuegos, su mejor aliado:

“Cuando a muy temprana edad pasas por una operación de corazón -como fue mi caso- hay muchas cosas que dejás de hacer y, en ese escenario, aparecen los videojuegos como un punto de distracción y de acompañamiento del día a día, pero con el correr del tiempo se vuelve un trabajo y un deporte, ecosistema que muchos consideran un ámbito sobrevalorado.

Más tarde me informé sobre las distintas competencias de videojuegos con el fin de empezar a participar en ellas y, transcurridos varios años, convertirme en jugador profesional de Pro Evolution Soccer (PES). El mundo de los videojuegos cuenta con múltiples eventos y desafíos, junto a Arenas Game y con la participación del público desarrollamos partidas de PES en eventos gamers como el Logitech G Challenge y Argentina Game Show, que me permitieron desenvolver con naturalidad en mi oficio.  

Además, los videojuegos tienen para ofrecerme múltiples beneficios, ayudaron a relacionarme, abrieron las puertas a un mundo nuevo en un ámbito diferente al convencional, y permitieron realizarme cuando el mundo se tornó adverso, por eso es que todos debemos animarnos a disfrutar de esta maravillosa tecnología”.