Necrológicas
  • Juan Carlos Gallardo Espada
  • Segundo Gallardo Mansilla

Acusan al gobierno de hacer “política del ‘tanteo’” tras cambios a gratuidad

Por Agencias jueves 19 de noviembre del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
Visitas

El ex ministro de Educación y director del Centro de Estudios Públicos (Cep), Harald Beyer, reiteró ayer sus críticas a la política de la gratuidad, aprobada ayer en la Cámara de Diputados durante la tramitación de la Ley de Presupuestos 2016.
Tras participar de una actividad en la Universidad San Sebastián, en la que se abordó el aporte de las universidades privadas a la educación superior en Chile, Beyer indicó que “sigue existiendo el mismo problema de siempre, que es un diseño a dedo de la política pública y yo creo que eso siempre es negativo”.
“Me parece que en educación superior estamos cayendo en una serie de, por así decirlo, políticas que finalmente descansan en la presión de determinados sectores y no realmente en una reflexión profunda sobre políticas en educación superior”, señaló.
En la misma línea, el director del Cep se refirió a los últimos ajustes del gobierno para lograr el respaldo de la glosa de la gratuidad en el Congreso, por ejemplo, al aumento de recursos de la beca Nuevo Milenio -dirigida a estudiantes de la educación técnica- y los requisitos fijados para que los Centros de Formación Técnica (CFT) e Institutos Profesionales (IP) que quieran acceder a la gratuidad obtengan el beneficio.
“Lo que pasa es que es muy curioso eso porque hoy día hay estudiantes que se están beneficiando de esa beca y por lo tanto dentro del marco institucional actual y tratar de ponerle ciertos requisitos adicionales parece ilógico porque es ir tanteando en función de ciertas variables que no sabemos muy bien si son las correctas o no”, dijo Beyer.
Del mismo modo, el ex secretario de Estado dijo que “esta política del ‘tanteo’ yo creo que es un error en materia de cualquier área y más todavía en educación superior por todos los efectos que tiene sobre el sistema”.
“Nadie entendió muy bien por qué nos apuramos en educación superior, porque sabíamos todos los problemas que esto tenía, y por lo tanto, creo que se equivocó el ritmo de las reformas e indudablemente ahora estamos pagando las consecuencias”, remarcó.
Agencias