Necrológicas

Acusan de torturas al ex comandante en jefe de la Fach

Por Agencias jueves 30 de agosto del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
322
Visitas

Un suboficial en retiro de la Fuerza Aérea de Chile (Fach), Héctor Bustamente, acusó al ex comandante en jefe Patricio Ríos Ponce de torturar a un detenido en la Base Aérea de Quintero, según reveló un nuevo reportaje de “Informe Especial” de TVN.

De acuerdo a la acusación, los hechos ocurrieron durante los días posteriores al 11 de septiembre de 1973, época en la que el hombre que llegó a la jefatura máxima de la Fach tenía el grado de capitán.

La denuncia fue realizada por primera vez el año 2016 y no había salido a la luz pública hasta ahora. Dos años después, el denunciante solicitó reactivar la investigación y, a través de un abogado, pidió ser careado con Patricio Ríos Ponce para reafirmar sus dichos y aportar nuevos antecedentes.

“Veo que vienen subiendo a un hombre sin camisa, amarrado de los pies, lo vienen sacando del mar. Había estado sumergido en el mar, cabeza abajo. Lo sacan y lo ponen en el cemento. Patricio Ríos estaba fumando, se acerca y empieza a aplicarle el cigarrillo en la espalda y este hombre vuelve a gritar”, dijo.

Agregó que “estaba Patricio Ríos, que era capitán, estaba el teniente Fajardo y el teniente Bastías, que en ese momento no se movieron ni hicieron nada, sólo observar”.

De acuerdo a esta descripción, Ríos fue el hombre que dio las órdenes para proceder con la tortura. “Hablo hoy porque este peso inmenso que siento, es algo que he sentido desde que me expulsaron de mi país. Yo creo que debería sentir un poco miedo. Sé que gente que vive acá vio mucho, pero por lealtad equivocada no quieren decir nada”, dijo el denunciante.

Ríos rechazó responder a las preguntas que se le formularon en el reportaje, esquivó al equipo periodístico y negó que el asunto fuera de interés público.Ríos ocupó la comandancia en jefe de la Fach entre 1999 y 2002 y dejó el cargo en medio de un escándalo ligado justamente al tema de los derechos humanos.

La crisis fue detonada por las revelaciones sobre la rearticulación del Comando Conjunto -un grupo represivo que operó al amparo de la Fuerza Aérea durante la dictadura- para manipular la información entregada a la Mesa de Diálogo de Derechos Humanos y así impedir la acción de los tribunales de justicia.

Ríos nombró a su hombre de confianza, el general (r) Patricio Campos, como encargado de recopilar los datos a nombre de la Fach. El problema es que estaba casado con Viviana Ugarte, una ex agente del “Comando Conjunto” conocida como “La Pochi”, y terminó destruyendo información sobre el paradero al menos cinco detenidos desaparecidos.

El entonces Presidente Ricardo Lagos reprendió a Ríos en público. Dijo que era “inexplicable” encargar la recopilación de los antecedentes a Campos y calificó de “deplorable” el informe entregado por la Fach a la Mesa de Diálogo. La crisis se extendió por varias semanas, llegó incluso a tribunales por obstrucción a la justicia y terminó con la renuncia del comandante en jefe de la Fach.