Necrológicas
  • Rolinda Alvarez Ovalle
  • Ana María Velásquez Muñoz
  • José Casanova Carreño

Allanan Arzobispado de Santiago y Tribunal Eclesiástico tras arresto de sacerdote

Por La Prensa Austral viernes 13 de julio del 2018

Compartir esta noticia
321
Visitas

El jefe de la Dirección de Investigación Criminal, Esteban Díaz, confirmó el allanamiento e incautación de evidencia desde el Arzobispado de Santiago y del Tribunal Eclesiástico tras la detención del ex canciller Oscar Muñoz Toledo en Macul.

El sacerdote de 56 años, quien se autodenunció a finales de mayo, enfrenta acusaciones por 7 presuntos casos de abuso sexual, algunos contra miembros de su propia familia. Díaz confirmó que 5 casos de esta naturaleza están siendo investigados.

El uniformado detalló también que, tras su detención, fue llevado a un centro asistencial para verificar su estado de salud, y confirmó se encuentra en “perfectas condiciones”.

Desde Carabineros hicieron un llamado a todos quienes han sido víctimas de estos delitos a acercarse a las unidades de la institución y pusieron a disposición un correo electrónico denunciaelabuso@carabineros.cl para este fin.

El fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias, dijo que la investigación ha avanzado de forma importante, y confirmó que los delitos por los que se formalizaría al sacerdote no han prescrito, por lo que “la responsabilidad penal es plena”.

Detalló que se están investigando presuntos casos de abuso sexual de naturaleza reiterada y un caso de estupro.

Asimismo, también se están investigando las acusaciones de encubrimiento.

La detención

Oscar Muñoz Toledo, ex canciller del Arzobispado de Santiago acusado de delitos de connotación sexual, fue detenido la mañana de este jueves.

Luego de una orden de arresto emitida por orden del fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias, fue trasladado a dependencias del OS9 de Carabineros en la comuna de Macul.

El caso del sacerdote de 56 años, quien se autodenunció a finales de mayo, se estima como el caso más grave de los últimos tiempos, debido a su rango. Además, sus víctimas habrían sido parte de su propia familia, la cual lo habrían encarado poco antes de que el religioso se autodenunciara.

Más aún, el presbítero Oscar Muñoz era el encargado de recibir las denuncias en el Arzobispado de Santiago y actuar como ministro de fe respecto de ellas, guardando también toda la documentación al respecto. Su posición le significaba ser asesor directo del cardenal Ricardo Ezzati.

Muñoz, por ejemplo, tomó declaraciones a víctimas de Fernando Karadima y así lo recordó una de ellas. “Impresionante la caradura -por decirlo suave- este nos tomaba declaración y después no pasaba nada. Que impotencia y rabia”, indicó a través de su cuenta en Twitter Juan Carlos Cruz en su momento.