Necrológicas
  • Iris Sonia Astorga Mancilla
  • Leonor del Carmen Campana Barría

Antofagasta: mujeres de Gendarmería descubren que una cámara oculta las espiaba en el baño

Por La Prensa Austral miércoles 13 de junio del 2018

Compartir esta noticia
456
Visitas

De dónde provino y quién la instaló es -por ahora- todo un misterio. El hecho concreto es que las gendarmes del Centro Penitenciario Femenino (CPF) de Antofagasta encontraron el pasado viernes una cámara oculta en su baño que enfocaba directo a los inodoros.

Desde Gendarmería admitieron que no manejan ninguna hipótesis al respecto y que no quieren sacar conclusiones sin conocer los detalles que arrojará la investigación en curso.

El director regional del organismo, Pedro Ferrada, informó que las funcionarias están muy afectadas. “Anímicamente están mal”, dijo al portal SoyAntofagasta.

La cámara en el baño de las mujeres fue descubierta el viernes 8 de junio. Tras el impacto, aseguró Ferrada, las funcionarias fueron atendidas por asistentes sociales y psicólogas de la institución.

“Esto nos da casi vergüenza decirlo, pero no debería estar pasando en instalaciones de Gendarmería”, expresó el directivo.

La indagación quedó en manos de la Policía de Investigaciones (PDI). Hasta el momento, añadió SoyAntofagasta, “dos funcionarios de Gendarmería fueron suspendidos de sus cargos de manera temporal”.

En paralelo, la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (Anef) y la Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios (Anfup) presentaron un recurso de protección “en favor de las gendarmes del recinto”, precisó ese medio.

César Padilla, dirigente de la Anfup, indicó que en el penal, “aparte del circuito cerrado de televisión que maneja la cárcel, hay cuatro cámaras instaladas de manera informal, por las cuales la autoridad tiene que hacerse responsable”.

En total, el baño era usado habitualmente por al menos 32 mujeres.

Caso similar en la Armada en 2016

En diciembre de 2016, nueve efectivos de un buque de guerra fueron sometidos a proceso por la Fiscalía Naval, acusados de instalar un sistema de cámaras ocultas para espiar a sus compañeras de la fragata FF-07 Almirante Lynch.

Los uniformados instalaron las cámaras en los dormitorios del personal femenino, en puntos estratégicamente seleccionados, y luego compartieron las imágenes a través de un grupo de WhatsApp y otras redes sociales.

Según la investigación, las víctimas serían cinco mujeres, quienes tienen grados que van entre marineros 1º y sargentos 2º, y eran grabadas cuando estaban en ropa interior o desnudas en sus habitaciones.

El hecho fue denunciado por un tripulante, tras lo cual la Fiscalía Naval inició una investigación que determinó el procesamiento de los 9 hombres presuntamente involucrados.