Necrológicas
  • Pablo Leónidas González Suazo
  • Rolf Kilian Winterman

Arzobispado respondió a sacerdote y negó desenfreno sexual de los curas

Por La Prensa Austral viernes 15 de marzo del 2019

Compartir esta noticia
203
Visitas

La entidad rechazó “las gravísimas afirmaciones” de Tito Rivera en televisión.

El Arzobispado de Santiago confirmó que acogieron la solicitud de dimisión del sacerdote Tito Rivera, tras haber sido acusado por Daniel Rojas, de 43 años, de abuso sexual y violación, hecho que habría ocurrido en la Catedral de Santiago.

A través de un comunicado, la entidad indicó que después de una entrevista emitida el miércoles en el programa “Mentiras Verdaderas” de La Red se “ha enviado a la Santa Sede la solicitud de dimisión del ministerio del presbítero, sugiriendo al Santo Padre que se tramite con celeridad”.

Además, criticaron que “se emitieron gravísimas afirmaciones en contra de víctimas de abusos, del ministerio sacerdotal y de los sacramentos del matrimonio y de la confesión, entre otras expresiones, que rechazamos tajantemente”.

El arzobispo Ricardo Ezzati, se refirió a la situación durante la homilía en una misa en la Catedral de Santiago, y aseguró que “esta mañana (ayer jueves) me encontré con su carta y ya he enviado al Santo Padre, que es quien puede conceder esta petición, la súplica de que conceda cuanto antes a este sacerdote la dimisión del estado clerical”.

“Pero junto con ustedes, quiero reafirmar la santidad de la vocación sacerdotal”, manifestó Ezzati, quien además aseguró que “más que nunca piden a Dios, perdón por las faltas cometidas y decisión clara y auténtica para remediar el mal”.

Derecho de
dar su versión

Por su parte, Alfredo Morgado, abogado del denunciante, aseveró que “Rivera está en su legítimo derecho de dar su versión. Desde esa perspectiva, él hace un planteamiento, en el sentido de que la víctima Daniel Rojas busca razones secundarias. Lo relevante, eso sí, es que ya el Ministerio Público, luego de una investigación de más de ocho meses, resolvió formalizar al señor Tito Rivera”.

Rivera ya había sido suspendido por 14 años por la Iglesia Católica luego de haber reconocido actividad sexual, aunque nunca se refirió al caso de Rojas en particular.

En la entrevista del miércoles, en una de sus declaraciones más polémicas, afirmó: “Hay muchos sacerdotes homosexuales en el ambiente que conozco (…) un 50%, quizás más, quizás menos”.

El secretario general de la Conferencia Episcopal, Fernando Ramos, sostuvo que “para hacer una afirmación de esa naturaleza o hay que hacer un censo o un muestreo estadísticamente demostrable. Yo lo que conozco es que las cifras son muy lejanas a lo que él manifestó, pero no tengo más que decir”.

“Yo no estoy en condiciones de afirmar que cada uno de los sacerdotes respeta o no el celibato y si él lo dice tendrá que decir cuáles son los elementos que prueban esa afirmación, y corresponde que él no siguiera como sacerdote”, recalcó.