Necrológicas
  • Alexis Cristián Mancilla Mora
  • Pedro Rusmir Vukovich Covachich
  • Fresia Roa Zenteno
  • María Orlanda Hernández Uribe

Caso Emmelyn: Tribunal decreta prisión preventiva para José Navarro

Por La Prensa Austral miércoles 14 de febrero del 2018

Compartir esta noticia
214
Visitas

El hombre de 31 años está imputado por el delito de sustracción de menores y lesiones

El Tribunal de Garantía de Licantén decretó la medida cautelar de prisión preventiva en contra de José Navarro por el delito de sustracción de menores y lesiones en el marco del caso de la niña Emmelyn Canales. Luego de la audiencia de formalización, el fiscal regional del Maule, Mauricio Richards, indicó que el tribunal fijó un plazo de tres meses para la investigación por este hecho delictual que generó un alto impacto en el país, debido a que Navarro mantuvo sustraída a la menor de 11 años por una semana. Antes de llevársela sin autorización, golpeó con una pala al abuelo de ésta.

La audiencia se realizó a puertas cerradas. Mientras, en el exterior decenas de personas se manifestaron a favor de Navarro, conocido como el “Brujo de Licantén” por prácticas relacionadas con rituales.

Una vez concluida la diligencia judicial, los manifestantes gritaban exigiendo “¡justicia!” para el imputado. Previamente, la Fiscalía aseguró que Navarro planificó la sustracción de Emmelyn para “efectuar un ritual”. El hombre de 31 años arriesga hasta 20 años de cárcel por los delitos de los que se le acusa.

Maltrato familiar

La abuela paterna de la menor, María Teresa Vergara, sostuvo que el abuelo materno maltrató físcamente a la niña en el pasado y se manifestó “agradecida” con José Navarro por “sacarla de la casa”.

“Entiendo a José Navarro, a lo mejor él la cuidó, la protegió, yo creo que de la familia (materna) y no sé de quién más. Antes yo pensaba lo peor de José Navarro y ahora no”, acotó la mujer.

En tanto, Navarro -quien se mantuvo preso en la cárcel de Rancagua- gritó en su llegada a Licantén que “hoy esclarezco todo”.

Testimonio clave

La menor, que sigue hospitalizada mientras se define su tuición, declaró el pasado domingo durante tres horas, diligencia que el juez Marcial Taborga consideró clave antes de definir la situación de Navarro.

El sábado, durante el control de detención, Taborga manifestó que “podría ser beneficioso para el imputado lo que se obtenga en aquella declaración. No lo sabemos, pero es una de las posibilidades”.

Antecedentes

En la lectura de cargos, en una audiencia que comenzó con unos minutos de retraso a las 15,15 horas, el fiscal regional Mauricio Richards relató que Navarro -afirmando tener poderes místicos- convenció “gradualmente” a la familia de la niña “acerca de un supuesto don que tendría la menor para ayudar a las personas, creando en la niña un mundo irreal que anuló completamente su autonomía y voluntad”, comenzó su relato.

En este contexto, “habiendo logrado engañar” al abuelo de la menor “con la existencia de un tesoro enterrado en las proximidades de su domicilio, el día viernes 2 de febrero de 2018, pasadas las 18 horas, el imputado, acompañado de las víctimas (…) emprendieron marcha hacia el norte del inmueble en que residían nieta y abuelo”.

Los tres “recorrieron varios kilómetros por más de dos horas, conforme a las indicaciones del imputado, labores por la cual llevaron consigo una pala de metal, un chuzo, una vela y algunos alimentos bebestibles, deteniéndose cuando Navarro Labbé indicó haber llegado al sitio preciso, momento en que comenzaron trabajos de excavación, turnándose ambos adultos mientras la menor observaba, creyendo ésta que con sus poderes ablandaba la tierra”.

El fiscal indicó que aproximadamente, a las 23 horas de ese día, el imputado solicitó al abuelo y su nieta “que cerrasen sus ojos. Se prevaleció de tal circunstancia para propinarle sorpresivamente un golpe de pala en la cabeza a Vidal Herrera, ocasionándole una lesión corporal consistente en fractura de la base del cráneo, dejándole en estado de inconsciencia. Evento que fue utilizado por el imputado para sustraer a la menor de la esfera de custodia familiar que representaba en esos momentos” su abuelo “por más de siete días”, relató el persecutor.

En dicho periodo, “el imputado y la niña deambularon al aire libre, pasando día y noche expuestos a la intemperie, circulando por terrenos ubicados entre la localidad de Lora y Vichuquén, cuya topografía se caracteriza por una amplia densidad forestal y la existencia de pronunciadas quebradas”.

“La privación de libertad y el aislamiento de la menor de su madre y su respectivo grupo familiar fue deliberada y premeditadamente planificada por el imputado, con la finalidad de efectuar un ritual propio de sus creencias. Situación que finalizó recién el sábado 10 de febrero de 2018, aproximadamente a las 3,40 horas de la madrugada, momento en que concretó, por una parte, la detención” del sujeto “ y la ubicación de la menor”.

A juicio de la Fiscalía, los hechos descritos son constitutivos de delitos de lesiones simplemente graves” en contra del abuelo en calidad de autor y “delito de sustracción de menores (…) en perjuicio de la menor”.

Padre de Emmelyn concretó querellas por abusos sexuales
en 2016 y por el secuestro

El padre de Emmelyn Canales llegó hasta el Juzgado de Letras de Licantén donde, junto a su abogado Víctor Bahamóndez, presentó varias querellas tras el secuestro de la menor de 11 años.

El abogado presentará dos querellas, una por secuestro y sustracción de menores en contra de José Navarro, hombre que tenía capturada a la menor, y una segunda por el presunto abuso sexual sufrido por Emmelyn.

Según informaciones, en el año 2016 la menor habría sufrido dos episodios de abuso por parte de un tío político y cuñado de la madre.