Necrológicas
  • Clorinda “Tita” Cárdenas vda. de Ojeda
  • Gladys del Carmen Cortez Nola
  • Walter Segundo Emmott Ronfeltd
  • Ana Delia Unquén Levín
  • Eduardo Canales Verdejo
  • Gladys Jara Ovando
Por parte de la Conferencia Episcopal de Chile

Cerca de mil colegios católicos serán evaluados en su trabajo de prevención de abusos

Por Agencias miércoles 10 de octubre del 2018

Compartir esta noticia
108
Visitas

La información la entregará cada diócesis de forma voluntaria, al igual que los establecimientos pertenecientes a congregaciones. Tendrán plazo hasta el 26 de octubre.

Un catastro que pretende levantar información de los cerca de mil colegios católicos de Chile, referente a la forma en los establecimientos están trabajando en materia de prevención de abusos, fue el iniciado este martes por la Conferencia Episcopal.

La idea, señalaron desde el área de educación de dicho organismo, es revisar que se cumpla la normativa al interior de las líneas guía “Cuidado y Esperanza” establecidas el año 2015.

Se trata de un documento de 80 páginas que, según el episcopado, “promueve los ambientes sanos y seguros” para menores.

El catastro aludido se ejecutará a través de una consulta a cada diócesis del país y lo que se solicitará será el detalle de los establecimientos educacionales presentes en cada jurisdicción e información sobre instituciones que cuenten con protocolos de prevención de abusos y acompañamientos a víctimas.

Además, se pedirá a los obispados el registro de las escuelas que cuenten con la acreditación en las líneas guía aludidas, sumado al número de establecimientos que trabajen en conjunto con sus diócesis a través de los consejos de prevención de abusos locales.

La información que entregará cada diócesis, de forma voluntaria -al igual que los colegios pertenecientes a congregaciones-, será recibida hasta el 26 de octubre de este año. Se espera que los resultados del levantamiento sean entregados entre fines de este año y principios del próximo.

Con esto, según expresó el obispo de Temuco y presidente del área de educación de la Conferencia Episcopal, Héctor Vargas, se busca garantizar que en todo establecimiento educacional las personas se encuentren debidamente formadas en prevención de abusos.

“Hemos reconocidos nuestros errores y ahora debemos actuar para evitar que este tipo de situaciones sigan ocurriendo”, recalcó.

Inicia el proceso

De esta forma, indicó el director del área de educación, Rafael Silva, se da inicio al proceso de cuatro etapas que se desarrollará hasta el 2020, “para que los colegios sean lugares de buen trato a nuestro alumnos” y tener la certeza de que “nuestros niños estén seguros”.

Así, una segunda etapa tiene que ver con la acreditación de las personas que trabajan al interior de escuelas católicas. Es decir, que estas sean debidamente capacitadas en la prevención de abusos.

En tercer lugar, y luego de tener una noción más más amplia de cómo los colegio trabajan las líneas guía a través del catastro, vendrá la implementación o renovación de protocolos. “Algunos son muy antiguos y no responden a las necesidades actuales”, sostuvo Silva.

Asimismo, revisarán “cómo hacemos para entrar en la cultura más profunda en las comunidades educativas”. Es decir, comenzará un espacio de reflexión para que haya un correcto ejercicio de la autoridad, sobre todo, fuera de las salas de clases, que es, según Silva, donde ocurren las situaciones de abusos.

“Hay que revisar que cada actividad que se realice esté asegurando el buen trato y dignificación de los niños y niñas que están ahí”, concluyó.

Finalmente, consultado sobre la importancia que han tenido los testimonios de víctimas en este proceso, el obispo Vargas enfatizó en que “son fundamentales. De ahí partimos. Ya estamos conscientes de este drama que ha sido tan doloroso. Ese es el tema de la prevención y por otro lado, el tema del acompañamiento”.

Emol