Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Columnista sepulta pirotecnia comunicacional de Bachelet con su campaña “Todos x Chile”

Por Agencias lunes 20 de julio del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
1.062
Visitas

El periodista y escritor Oscar Contardo salió a sepultar la pirotecnia comunicacional del gobierno de Michelle Bachelet con su campaña ¡Todos x Chile!, a la que califica de “sicología barata”, afirmando de paso que las “derrotas no pueden disfrazarse de nuevos comienzos”.

En su columna en La Tercera, Contardo señala que “las derrotas no pueden disfrazarse de nuevos comienzos. Los fracasos no tienen segundo tiempo. La gente no vive para jugar en una cancha ni pareja ni dispareja; la explotación de esa imagen deportiva aplicada hasta el hartazgo a las políticas públicas es una tontería creada por la cultura del power point, tributaria del culto a la competencia como modo de vida”.

“Lo que efectivamente sí se gana o se pierde es una elección, después de hacer una campaña, de buscar votos, lograrlos y comprometerse a cumplir un programa redactado con muchas puertas de salidas, por si las moscas. Convertirse en ganador, entonces, significa haber logrado la confianza de una mayoría que votó por un período presidencial, no por un partido de fútbol”, precisa.

En ese sentido, el escritor sostiene que crear un eslogan para anunciar que todo lo que se prometió en campaña “se esfumó en un entretiempo imaginario, es absurdo. Hacer pasar un derrumbe por una nueva partida -¡Todos x Chile!- es un gesto desconcertante que recuerda esos consejos de sicología barata que pretenden hacer que la gente disfrute sus tragedias y haga malabares con sus desgracias”.

Además, expone que el mensaje sólo empeora cuando un parlamentario oficialista explica en una entrevista que se sacaron mal las cuentas en el diseño de la reforma educacional y que “’todos’ tendrán que ‘apechugar’”.

“Eso ya es francamente vulgar. Hasta el minuto nadie ha visto a ninguno de los economistas -un enjambre muy seguro de su ciencia- que planificaron la reforma educacional dando la cara frente a la ciudadanía para explicar las razones de tamaña impericia. En este momento el único resultado tangible del plan de los expertos es un lamentable espectáculo de rectores de universidades privadas disputándose una bolsa de dinero público a través de los medios”, asegura.

Respecto al “segundo aire del gobierno”, Contardo señala que se “hizo hincapié en la necesidad de ajustarse a la realidad, como si la gente viviera en un estado de evasión permanente. Todo un despropósito si enseguida de hacer gárgaras con el rigor de los tiempos, el presidente de la Cámara de Diputados -parte de la Nueva Mayoría- dice que la dieta parlamentaria que recibe es apenas “razonable” para mantener su “modo de vida”. El señor diputado llama razonable un ingreso que supera por mucho al de todos sus similares de los países de la Ocde, lo que incluye Gran Bretaña, Estados Unidos y Francia. ¿Eso es un “país serio”, como dijo, por su parte, el también oficialista presidente del Senado? ¿El país en el que un Congreso con mínimos de confianza llama a licitar un estudio de imagen para enfrentar su propia crisis como si se tratara de revitalizar una marca de zapatillas?”.

El columnista concluye mencionando que al eslogan del segundo tiempo le faltó un “par de signos de interrogación que reemplacen los de exclamación, y lo que le falta a la llamada elite política es, justamente, aquello que le piden a la ciudadanía: un baño de fría realidad”.

El Mostrador