Necrológicas
  • Juan Lleucún Muñoz

Cóndor llegó hasta el patio de una casa en sector alto de Santiago y se comió un trozo de carne

Por La Prensa Austral miércoles 9 de enero del 2019

Compartir esta noticia
409
Visitas

Primero fue un pudú, luego un puma y ahora un cóndor. En los últimos tiempos han aumentado los registros audiovisuales de animales que viven en la zona cordillerana de Santiago y que aparecen cerca de casas, debido a la creciente urbanización, que va quitando su hábitat natural a numerosas especies.

Ayer se hizo viral un registro de un cóndor que llegó hasta una casa de Lo Curro. El ave aprovechó que los dependientes del hogar descongelaban un trozo de carne y se lo comió ante la mirada de los presentes.

Es por ello que el jefe del Departamento de Vida Silvestre del Servicio Agrícola Ganadero (Sag), Rafael Asenjo, declaró a Canal 13 estas zonas de Santiago son parte del hábitat natural de los cóndores, “incluso desde antes de que se hayan levantado edificios en el lugar. El cóndor siempre busca lugares altos y, al levantar edificios donde habitaba naturalmente, es como hacerle una cerca artificial, por lo tanto no se siente incómodo. Se paran en las terrazas, porque para ellos es algo natural.”

Pero convivir con la fauna silvestre no es algo atípico en grandes ciudades como Santiago, “hoy en día hay fauna silvestre hasta en el centro de Santiago, estamos rodeados, pero debemos educarnos acerca de la fauna silvestre y no intervenir”.

En esto último Asenjo hace hincapié, ya que, en circunstancias normales, no debería haber contacto alguno con estas especies, porque “el animal se empieza a acostumbrar a la presencia del ser humano, por lo tanto se empiezan a acercar un poco más y eso puede ser peligroso. El cóndor no es un animal que ataque por cuenta propia, pero sí tiene un área en donde se siente confiado y uno la atraviesa, eventualmente el animal puede responder con un picotazo o un arañazo. Particularmente el cóndor tiene un pico bastante fuerte, con un gancho en la punta que puede producir lesiones”, declaró el médico veterinario.

Asimismo, el Sag enfatizó que no se debe alimentar a estos animales, pues pueden provocarles intoxicaciones.