Necrológicas
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Humberto Peñafiel Munizaga
  • Inés Mancilla Ruiz
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Cuenta Pública fue empañada por muerte de guardia en un incendio provocado por encapuchados

Por Agencias domingo 22 de mayo del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
170
Visitas

A primera hora, y al finalizar la toma de la fotografía oficial en el Cerro Castillo, en el gobierno expresaban su deseo de que la jornada de 21 de mayo se desarrollara con normalidad.
“Esperemos que sean manifestaciones tranquilas, que no alteren el orden público. La mayoría espera exponer sus puntos de vista y esperamos que eso prime”, decía el vocero de Gobierno, Marcelo Díaz.
Sin embargo, la violencia llegó. Y su punto más desgraciado fue la muerte de Eduardo Lara, de 72 años, guardia de un edificio que fue atacado por vándalos con bombas molotov y que falleció en el Hospital Carlos Van Buren, lugar hasta donde fue trasladado luego de un dificultoso rescate. Y no por las llamas: los mismos encapuchados bloquearon el trabajo de los voluntarios y también el arribo de la ambulancia.
Los vándalos habían incendiado una farmacia que funcionaba en el primer piso de un edificio patrimonial que, en las plantas superiores, cobijaba oficinas municipales que eran cuidadas por Lara.
“El gobierno va a presentar las acciones legales que estime pertinentes, que correspondan de acuerdo a nuestra legislación, para perseguir penalmente la responsabilidad de quienes han generado estos hechos que han derivado no solamente en un daño al patrimonio de la ciudad de Valparaíso, sino que especialmente en el fallecimiento de un trabajador inocente que cumplía con su trabajo”, expresó el ministro Díaz, esta vez después de la Cuenta Pública.
“Tenemos que ver cómo se provoca el incendio. Acá estamos en presencia del delito de incendio con resultado de muerte, uno de los más graves”, dijo a su turno Cristián Andrade, fiscal jefe de Valparaíso.
Otra estructura que fue incendiada por el lumpen fue la que albergaba varios locales comerciales, específicamente de empresas de telecomunicaciones. Y a pesar que en un comienzo el siniestro pareció estar controlado, lo cierto es que las llamas se reactivaron y las cornisas comenzaron a caer a la vía pública. Bomberos continúa trabajando.
En tanto Carabineros informó que, según un balance preliminar, se logró la detención de 37 personas por los desmanes que afectaron a Valparaíso. De ellos, 26 son hombres, siete mujeres y cuatro menores de edad.
Cabe recordar que las autoridades dispusieron de 1.500 funcionarios de Carabineros para resguardar la seguridad.
Agencias