Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Cuenta pública: presidentes del Congreso piden a Bachelet congelar dietas parlamentarias

Por Agencias miércoles 22 de julio del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
104
Visitas

Con la presencia de la Presidenta Michelle Bachelet, los titulares de la Cámara, Marco Antonio Núñez (PPD) y del Senado, Patricio Walker (DC), realizaron la primera cuenta pública del Congreso Nacional en los 204 años de vida de la institución, ocasión en que ambos pidieron a la Mandataria congelar las dietas parlamentarias.

“Los desafíos para este nuevo año son entonces enormes, comenzando por nosotros mismos, que debemos lograr un acuerdo para que el Consejo Resolutivo de Asignaciones Parlamentarias, órgano externo e independiente, proponga al Ejecutivo que en el proyecto de ley de reajuste del sector público se congele nuestra dieta y, ojalá, la de todos los altos cargos de la administración del Estado”, expresó el diputado Núñez.

La solicitud fue compartida por el senador Walker, quien más tarde durante su discurso detalló que la corporación que preside aprobó un proyecto de acuerdo en la misma línea “para así poner un gesto concreto de austeridad en nuestro país”.

“Mea culpa”

El presidente de la Cámara de Diputados realizó su intervención cargada al “mea culpa” del Parlamento ante los hechos que han generado la pérdida de confianza por parte de la ciudadanía: “No hemos estado ajenos al fenómeno mundial de la pérdida de la confianza de la ciudadanía hacia las instituciones que ostentan el poder, hacia el uso ilegítimo del poder de la política, esos acuerdos logrados en reuniones a puertas cerradas, a espaldas de los ciudadanos”.

Por esta razón, dijo Núñez, es que “vamos a realizar un esfuerzo conjunto con el Senado para homologar no solo la información, el gasto y la manera de rendirlo, sino que, además, a los criterios y exigencias formales a los que sometemos a diputados y diputadas”.

La cabeza de la Cámara Baja apuntó a trabajar “en leyes justas”, y desarrollando de manera sólida “una nueva relación con la ciudadanía, mucho más participativa y cercana”. “Hemos comprendido que el castigo no basta”, añadió a la pasada.

Luego fue el turno del presidente de la Cámara del Senado, Patricio Walker, quien en línea con lo manifestado por Núñez, comenzó diciendo que este momento “es la hora de actuar, de aprovechar esta crisis de confianza como una oportunidad; una oportunidad para contar lo que hacemos, una oportunidad para enmendar aquello que tengamos que corregir; una oportunidad para intentar lograr empatía con las demandas de la ciudadanía y, hay que decirlo, una oportunidad para hacer cambios importantes”.

Advirtió de lleno que “el 87% de los chilenos no confía en otros chilenos, lo que se traduce en el índice de confianza interpersonal más bajo de los últimos 27 años”.

Sobre el reconocimiento de las falencias y casos de parlamentarios que pudieron haber caído en ‘trucherías’, Walker planteó como solución la convocatoria de una comisión de expertos “para que en un plazo de tres meses nos entreguen un conjunto de propuestas destinadas a modernizar el proceso de generación de las leyes, incorporando nuevos mecanismos de participación ciudadana”.

“Hemos vivido tiempos complejos. Reconozco que muchas veces no hemos estado a la altura de lo que la ciudadanía esperaba de nosotros. En el campo político y empresarial se han evidenciado prácticas que estamos decididos a erradicar”, admitió ante los presentes Walker, a su vez que confirmó que se creará la Dirección de Etica y Transparencia Parlamentaria, “que tendrá como misión apoyar el trabajo de las comisiones de ambas cámaras y a su vez cumplir tareas específica”.

En cuanto a la dieta parlamentaria, los presidentes de ambas cámaras pidieron a Bachelet no bajarlas, mientras que Walker destacó tener “la convicción que la mayoría de los senadores y diputados de nuestro país son personas honestas, que actúan con auténtica vocación de servicio”.

Agencias