Necrológicas
  • Carlos Warner
  • Filomena Cárcamo

Cuestionan reunión de Piñera con ministros de la Suprema

Por Agencias miércoles 5 de septiembre del 2018

Compartir esta noticia
145
Visitas

Una reunión de poco más de una hora sostuvo el Presidente Sebastián Piñera con los ministros de la Corte Suprema Haroldo Brito y Sergio Muñoz, en La Moneda.

En la cita se trató la acusación constitucional en contra de los tres integrantes de la sala penal, Carlos Künsemüller, Hugo Dolmestch y Manuel Valderrama, y los ministros manifestaron su preocupación por el recurso presentado por el Parlamento.

Actualmente la acusación constitucional es revisada por la comisión ad hoc de la Cámara de Diputados y se espera que el viernes concurran los tres ministros cuestionados a la instancia para presentar sus descargos.

La cita no fue vista con buenos ojos desde el Congreso, donde el diputado Jaime Naranjo (PS), aseguró que “me parece de la mayor gravedad. Me parece que esto forma parte de una campaña de amedrentamiento. Esto es intolerable, inaceptable”.

“Esto no lo había visto nunca desde que volvimos a la democracia. Que el Presidente de la República se preste para poner en entredicho una facultad que es propia del Poder Legislativo”, agregó.

Desde la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos también criticaron la reunión y hablaron de una “preocupante defensa corporativa”.

A la salida de la reunión, el ministro Haroldo Brito aseguró que “el Presidente lo que ha hecho es escucharnos con muchísima atención y ciertamente estamos conscientes de que se están haciendo las acciones encaminadas a generar buena convicción para alcanzar prontamente la conclusión”.

Respecto a los cuestionamientos desde el Congreso, Brito contestó que “los jueces no tenemos la intención ni la capacidad de amedrentar” y agregó que “lo indebido sería haberlo hecho de manera clandestina”.

Gobierno defiende cita

Desde el gobierno, en tanto, el ministro de Justicia, Hernán Larraín, defendió la cita y respondió a los cuestionamientos, asegurando que “no estamos blindando a nadie, tenemos que velar por el Estado de derecho”.

“Cuando se cuestiona por un poder, en este caso de un grupo de diputados, los fundamentos de un fallo, se está yendo más allá de lo que es el Estado de derecho”, aseguró.

“Por eso hemos llamado, más bien, a la reflexión, a la prudencia, para que en el ejercicio de las facultades privativas de los diputados no se excedan, generando conflictos institucionales que el país no necesita”, agregó.