Necrológicas
  • Alicia Noelia Quelín Andrade
  • Rosenda Tapia Oyarzún
  • César Gallardo Hijerra
  • Tegualda Pascuala Paillán Cheuquepil

El polémico vertedero que tensiona a Chiloé y que obligó la intervención del gobierno

Por La Prensa Austral lunes 15 de abril del 2019

Compartir esta noticia
Visitas

El relleno sanitario que recibe residuos industriales desató una serie de protestas que incluyeron el corte
de la Ruta 5 Sur y que consiguieron su cierre. Autoridades de salud decretaron alerta sanitaria.

Fue a partir de las 8 horas del pasado miércoles cuando la movilización convocada por diversas organizaciones sociales de la comuna chilota de Chonchi comenzó a tomar forma. La razón: las operaciones del vertedero industrial que funciona hace dos años en la localidad de Dicham.

El descontento comenzó a crecer con el paso de los días y materializarse con diversas protestas. Estas se agudizaron con el corte de la Ruta 5 Sur.

Temprano, como medida de presión, los manifestantes decidieron bloquear la vía con la presencia de decenas de vecinos que demandaban una solución frente a la contaminación que acusan, especialmente, produjo la llegada de la basura de Ancud a dicho vertedero durante las últimas semanas.

Estos desechos, denuncian, se suman a los que estarían recibiendo de otras comunas.

Intervención de Carabineros

Las comunidades radicalizaron su postura y junto a autoridades comunales comenzaron a exigir la clausura del depósito industrial de propiedad del empresario Fernando Hernández.

En paralelo, demandaban la presencia de autoridades gubernamentales para destrabar el conflicto.

Fue en ese momento que efectivos de Fuerzas Especiales de Carabineros llegaron en el lugar: hubo bombas lacrimógenas y detenidos.

“Les estamos dando la oportunidad de que se manifiesten de forma pacífica, pero no lo quieren hacer, yo no puedo permitir que le restrinjan los derechos (de transitar) a las demás personas”, dijo el teniente coronel Alejandro Alonso a La Estrella

Acuerdo y fin de
la movilización

Las protestas continuaron durante la mañana del jueves, y la autoridad regional decidió intervenir.

Tras una serie de reuniones que se realizaron durante la tarde en la gobernación, primero con los dirigentes del movimiento y posteriormente con los alcaldes de Chiloé hubo humo blanco: el intendente anunció el cierre del polémico vertedero.

“Hemos llegado a un acuerdo con las comunidades, con las mesas de Chonchi, de Dicham, y va directamente en un proceso de prohibición de funcionamiento de los que es el actual vertedero industrial”, señaló.

“Este proceso se está llevando a cabo, las comunidades se dan cuenta y hacen fe de esta situación y, por lo mismo, han acordado deponer su actitud”, dijo, añadiendo que el cierre provisorio se produce “por incumplimiento en cinco o seis cosas distintas y uno de ellos es que (el vertedero) está funcionando en un espacio muy superior al que contiene la resolución medioambiental respectiva”.

Seguido de ello, indicó que otra de las irregularidades detectadas por la Superintendencia de Medio Ambiente tiene que ver con que “no se están tratando como corresponde los lixiviados y tampoco los depósitos de agua lluvia. Hay un conjunto de medidas que hacen aplicable un sumario sanitario que va a ir determinando cuánto tiempo va a permanecer sin funcionamiento este vertedero”.

“Todos aquellos que estaban ocupando este servicio tendrán que buscar otras soluciones, existen ofertas dentro de la provincia”, zanjó.

Condiciones para operar

En línea con lo dicho por el intendente, desde la Superintendencia de Medio Ambiente publicaron el viernes una serie de medidas provisionales para el vertedero de Dicham, y que se basan en una fiscalización realizada por funcionarios del organismo en dicho relleno sanitario.

La visita inspectiva corroboró que hubo un “incumplimiento de las obras comprometidas en las Resolución de Calificación Ambiental del proyecto, principalmente por superar la superficie establecidas en dichos permisos ambientales”, sumado a la presencia de “líquidos lixiviados durante la operación del Vertedero generando impactos en el bosque nativo del sector”.

Así las medidas dictaminadas por la Superintendencia para el vertedero son revisar, contener y controlar todas las descargas de líquidos lexiviados; retirar aquellos de este tipo mezclados con aguas lluvias; presentar en un plazo de 12 días hábiles una propuesta de programa de monitoreo de pozos cercanos.

Asimismo entregar en el mismo plazo un nuevo plan de acción de control y prevención; y elaborar un informe detallado y consolidado respecto de cada una de las medidas establecidas en esta resolución, el cual deberá ingresar a las oficinas de la Superintendencia en 14 días hábiles.

Alerta sanitaria

El sábado, el Ministerio de Salud acogió la solicitud del alcalde de la comuna de Ancud, Carlos Gómez, y decretó alerta sanitaria para la provincia de Chiloé, tras el cierre del vertedero ubicado en la zona norte de la isla grande.

El documento permitiría que los desechos de esta comuna sean enviado fuera de la Isla Grande.

Emol