Necrológicas
  • Francisca Javiera Puchi Nahuelquín
  • Ana Delia del Carmen Paredes Aguila
  • Blanca Guillermina Chiguay Cheuquepil
  • Sergio “Monito” Cárdenas Barría
  • Germán Estay Silva

En Argentina acribillan a un niño de 12 años por ser ‘soldadito’ del narcotráfico

Por Agencias domingo 14 de junio del 2015

Compartir esta noticia
459
Visitas

El niño Rolando Mansilla había migrado con sus padres de su provincia natal, la norteña y pobre Chaco, con rumbo a Rosario, la tercera ciudad más poblada de Argentina, porque la familia buscaba un futuro mejor. Rolando, de 12 años, se escapaba mucho de su casa y se había ido a vivir a casa de una tía. Poco antes de las 22 horas del jueves pasado, una bala en su cabeza y otras en las piernas terminaron con su vida.
Rolando estaba en el techo de un búnker de venta de drogas de calle Magallanes, entre Einstein y Ghandi, en el popular barrio de Ludueña.
Allí tenía un colchón y un brasero para pasar el frío del otoño. La fiscal del caso dijo que Rolando era un “soldadito” de una banda y murió en un enfrentamiento con otros narcos rivales.
La guerra entre bandas de narcotraficantes ya ha cobrado 105 vidas en lo que va del año en Rosario, la ciudad donde nacieron Lionel Messi, el “Che” Guevara o el escritor Roberto Fontanarrosa.
Allí y en Santa Fe se registran los más altos índices de homicidios de Argentina. Ambas ciudades forman parte de la provincia de Santa Fe, que este domingo votará a su próximo gobernador en una lucha que tendrá impacto en las elecciones presidenciales primarias y de voto obligatorio de agosto.
En la vivienda precaria donde yacía Rolando la noche del jueves había funcionado hasta el año 2014 un comercio ilegal de drogas, pero policías enviados por el gobierno lo había destruido en un operativo que incluyó también otros en Rosario. Pero meses después los narcos reconstruyeron el sitio, que tiene sus puertas y ventanas soldadas.
“El chico estaba ahí, como se denomina en la jerga, como un ‘soldadito’. Estaba custodiando el lugar”, dijo la fiscal Marisol Fabbro a la emisora televisiva La Ocho.
“Por las características particulares de la vivienda y del lugar donde fue hallado el cadáver, se presume que podría tratarse de un búnker. No encontramos drogas en el lugar, pero los vecinos dicen que allí funcionaba un búnker. Manifestaron sentir mucho temor a represalias. Me dijeron que ya han sufrido represalias anteriormente y por eso no me pudieron dar mucha información”, añadió Fabbro.
“Lo único que sabemos es que el chico fue baleado a corta distancia, probablemente desde la vereda (acera) de la misma vivienda, por la mecánica de los disparos y los impactos en el cuerpo”, relató la fiscal.
“Se secuestraron dos vainas calibre nueve milímetros, pero los vecinos hablaron de más de ocho impactos. Hay varias marcas en una puerta de chapa que sería como de un garaje”, continuó la investigadora.
La fiscal presume que había por lo menos otras dos personas más en la escena del crimen. Uno de ellos estaba junto con Rolando, según informes preliminares.
“El padre dijo que ignoraba todas estas circunstancias”, se refirió Fabbro al supuesto reclutamiento del niño por parte de narcotraficantes, fenómeno similar al que relata la película brasileña “Ciudad de Dios”.
“No sabían que se dedicaba a esto. Es más, viven en otro barrio”, añadió la fiscal.
La Universidad Católica Argentina ha alertado en una reciente encuesta sobre el aumento del tráfico de estupefacientes y hasta el propio Papa Francisco ha reconocido su temor a una “mexicanización” de su país, en unas declaraciones que levantaron polémica en México.
La muerte de Rolando, varias veces víctima en su vida, irrumpe justo en el final de la campaña electoral de Santa Fe. La creciente inseguridad ha sido uno de los ejes del debate de los políticos por los votos.
Agencias