Necrológicas
  • Salvador Yeber Campos
  • Francisco Antonio Catalán Leiton
  • Silva González Cárcamo
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Encuentran en restaurante a trabajadores chinos y colombianos en condición de “semiesclavitud”

Por Agencias viernes 6 de mayo del 2016

Compartir esta noticia
590
Visitas

La Dirección del Trabajo comunicó ayer que en medio de fiscalizaciones en Antofagasta encontró un caso de “semiesclavitud” que afecta principalmente a trabajadores chinos del conocido restaurante de tenedor libre Panda Junior, que funciona en pleno centro de la capital regional.
Esto luego de que se encontrara a tres trabajadores encerrados bajo llave y sin contrato de trabajo, sin situación migratoria al día y sin firmar registro de asistencia, entre otras irregularidades. Dos de ellos eran de nacionalidad china y, un tercero, de Colombia.
El organismo laboral señaló que ante la magnitud de las irregularidades detectadas y la posibilidad de que se configuren hechos más graves aún, se sumaron al operativo la Seremi de Salud y la PDI, ante la evidencia de las malas condiciones higiénicas del local y los indicios preliminares sobre una eventual trata de personas.
La dirección señaló además que esto motivó a la Gobernación Provincial a presentar ayer jueves una denuncia ante el Tribunal de Garantía.
Asimismo, en los próximos días, y luego de que estén listos los informes de fiscalización, la Dirección del Trabajo presentará ante la justicia laboral una denuncia por vulneración de derechos fundamentales de los trabajadores afectados.
Además, la Seremi de Salud inició un sumario sanitario y suspendió por ahora el funcionamiento del local de comida.
El restaurante Panda Junior es propiedad de la empresa gastronómica E.I.R.L., cuyo gerente general es el ciudadano argentino de origen chino Yinan Wang.
La detección de la grave situación ocurrió en el transcurso de una fiscalización de la Dirección Regional del Trabajo, encabezada por el director Rubén Gajardo, quien fue acompañado por el seremi del Trabajo y Previsión Social, Pablo García.
La información señala además que el operativo fue obstaculizado por un trabajador oriental a cargo de la administración del local, por el cual debió intervenir personal de Carabineros para facilitar el desarrollo del control laboral y de higiene y seguridad.
En total fueron empadronados 11 trabajadores que laboraban en irregulares condiciones legales: seis chinos, dos colombianos, dos chilenos y un peruano. Los de origen oriental incluso vivían en un conventillo contiguo al restaurante, en malas condiciones de salubridad.
Agencias