Necrológicas
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde
  • Danilo Heriberto Passeron Callahan
  • Juan Hilario Ruiz Muñoz
  • Enrique Ulloa Velásquez
  • Víctor José Delgado Flores
  • Isabel Barrientos Barría

FNE acusa a laboratorios de coludirse y afectar compras públicas de 93 medicamentos inyectables

Por Agencias viernes 5 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
93
Visitas

Según la Fiscalía Nacional Económica, Biosano y Sanderson/Fresenius se coludieron por más de 10 años para perjudicar licitaciones convocadas por la Cenabast.

La Fiscalía Nacional Económica (FNE) presentó ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) un requerimiento contra Laboratorio Biosano, Fresenius Kabi Chile y su filial Laboratorio Sanderson.

El ente persecutor acusó a las empresas de formar y mantener, por más de una década, un cartel para afectar licitaciones convocadas por Cenabast para adquirir ampollas.

Biosano es un laboratorio nacional que opera hace más de 75 años en el mercado de inyectables. Fresenius Kabi Chile y Sanderson son filiales del conglomerado farmacéutico transnacional de origen alemán Fresenius Kabi. Los laboratorios requeridos son los únicos fabricantes de ampollas del país.

Mientras que las ampollas son medicamentos inyectables genéricos contenidos en envases de menor volumen. Estas pueden contener diversos medicamentos, como analgésicos, anticoagulantes, antinflamatorios o antibióticos, entre muchos otros.

Son utilizados para tratar una amplia gama de patologías y constituyen un insumo básico en cualquier establecimiento de salud.

Cenabast agrupa la demanda de medicamentos del sector público y es el principal comprador de ampollas del país.

Según la acusación de la FNE, antes de ofertar en las licitaciones de Cenabast, los laboratorios definían cuál de ellos debía adjudicarse los medicamentos por los que podrían haber competido. El cartel operaba acordando precios de referencia para sus ofertas y determinando quién presentaría la propuesta ganadora.

La presentación señala que el cartel se extendió entre 1999 y el primer semestre de 2013, periodo en el que Cenabast requirió más de un millar de veces los medicamentos comprendidos en la colusión. La investigación de la FNE se inició el 2012 a partir de denuncias de la Contraloría General de la República y del Ministerio de Salud.

Agencias