Necrológicas
  • Jorge Jercic Kusevic
  • Manuel Cerda
  • María Orfelina Díaz Barrientos
  • Juan Daniel Barra Aguayo
  • Rosario del Carmen Ojeda Levicoy
  • Víctor Suárez Díaz
  • Tonka Gospodnetic Tafra
  • Luis Rubén Johnson Ampuero

Informe de Deuda Personal advierte: 4,6 millones de chilenos están morosos

Por Agencias jueves 16 de enero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Para ayudar a los afectados, BancoEstado implementó un sistema para que los clientes de la entidad financiera puedan consolidar su deuda y refinanciarla en mejores condiciones.

En Chile el 80% de los mayores de 18 años está endeudado; y el 50% de los trabajadores gana menos de $400.000. Según los datos del último “Informe de Deuda Personal” investigado por la Universidad San Sebastián y Equifax, más de 11 millones de personas están endeudadas de las cuales 4,6 millones están morosas.

En contexto de ese escenario, el ministro de Economía, Fomento y Turismo, Lucas Palacios, anunció una serie de medidas de corto y largo plazo para mitigar el nivel de endeudamiento del país.

La autoridad estuvo acompañada del vicepresidente de BancoEstado, Pablo Correa; y el director nacional del Sernac, Lucas del Villar.

Palacios reveló que el gobierno está preocupado por el nivel de sobreendeudamiento de las personas.

Dos de cada tres hogares en Chile están endeudados, siendo las deudas asociadas a créditos de consumo las que agrupan el 55%.

Por esta razón y de cara a marzo que es un mes que implica mayores gastos familiares, el gobierno anunció que generará herramientas y medidas para que las personas puedan informarse a tiempo y mejorar sus condiciones de endeudamiento.

BancoEstado

De esta manera, el titular de Economía informó que el BancoEstado implementó un sistema para que los clientes de la entidad financiera puedan consolidar su deuda y refinanciarla en mejores condiciones.

Asimismo, anunció que ha estado trabajando con el resto de la banca en la misma línea, y que la próxima semana se reunirá con ellos para que se sumen a esta iniciativa y así evitar una proliferación del mercado informal de préstamos.

“Tenemos que tratar de evitarlo (mercado informal) y esa es la razón por la cual también con el resto de la banca estamos trabajando en medidas que faciliten el pago de la deuda y que posterguen cuando las personas no puedan pagar, de cara al marzo que se viene. La próxima semana tengo una reunión con el resto de la banca para poder revisar estas medidas (…)”, subrayó.

La difusión de las medidas bancarias se trabajará con los municipios de todo el país a través de una coordinación con la Subdere, para que todos los clientes que se encuentren en una situación de sobreendeudamiento puedan consultar en su municipio cuáles son los pasos a seguir.

“Cuando llega una persona que pide ayuda a la municipalidad porque está sobreendeudada y no sabe qué hacer, ahora los municipios los ayudarán a orientarlos en esta materia para que se puedan dirigir al BancoEstado o la institución que corresponda con un panorama más claro de su situación, y así reprogramar su deuda y darle más plazo de pago, aliviando por ende el mes de marzo”, remarcó Palacios.

Al respecto, el vicepresidente de BancoEstado, Pablo Correa, explicó que “a la fecha, más de 50 mil personas ya han accedido a este beneficio, que básicamente implica poder postergar cuotas que hoy los clientes se ven en dificultad de poder pagar, a tasa cero”.

Proyecto de ley

En forma paralela, el gobierno está haciendo los últimos ajustes para la presentación de un proyecto de ley que crea un sistema consolidado de deuda, para que las personas puedan obtener su información crediticia de forma clara y simple; y así prevenir el sobreendeudamiento.

Además, el ministro Palacios anunció que el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) ha puesto a disposición una calculadora que actuará como semáforo y que les permitirá a los consumidores advertir su nivel de endeudamiento antes de tomar una obligación financiera.

El organismo prontamente lanzará una nueva herramienta para calcular los montos de cobranza extrajudicial, para que todos los consumidores del país puedan acceder de forma simple y clara a la información de este tipo de obligación financiera.

Por último, el ministro de Economía enfatizó que la educación financiera es fundamental para que los chilenos y chilenas puedan ordenar y enfrentar sus deudas, sin incurrir en nuevos préstamos e intereses, así como conocer los niveles máximos recomendables de deuda.

Morosidad con tarjetas de crédito de multitiendas se duplicó en sólo un año

La morosidad de las personas por tarjetas de crédito de multitiendas se duplicó en sólo un año. Según un estudio los incumplimientos financieros con plásticos del retail llegan casi al 17% del total, una “cifra preocupante para el país”.

El análisis -realizado por Chiledeudas.cl y basado en información técnica de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF)- reveló que la morosidad con estos plásticos, en el caso de las grandes tiendas, se ha duplicado sólo en un año.

El director de Chiledeudas.cl, Guillermo Figueroa, señaló que en octubre de 2019 -mes en que se realizó la última actualización estadística de la CMF- la morosidad total con tarjetas de crédito en el retail casi llegó a 17%, mientras que en octubre de 2018 la cifra superaba levemente el 9%.

“Lo anterior es todavía más alarmante si se considera que en el tramo mayor de morosidad, que va de 180 días a 1 año, se concentra la mayor cantidad de clientes de multitiendas. En octubre de 2019 el número registró 6,4%, mostrando una tendencia creciente en el tiempo, dado que en octubre de 2018 era de 4,3%”, advirtió.

Lamentablemente, de acuerdo con el ingeniero comercial, esta morosidad con tarjetas de crédito de multitiendas podría incrementarse cuando se sumen los efectos del estallido social, que generó desempleo en muchos casos.

Sin embargo, en el último tiempo los consumidores se han mostrado más conservadores en términos de endeudamiento, justamente en línea con la concientización ligada al estallido social, con lo que se espera una mayor responsabilidad financiera, “donde no se debe destinar más del 50% de los ingresos totales a obligaciones crediticias, idealmente”.