Necrológicas
  • Arsenio José Campos Soto
  • Emilia Sánchez Saldivia
  • Carlos Chandía Vargas
  • Adriana Henseleit de Martínez

Informe de la Suprema detecta sobrepoblación e insalubridad en residencias del Sename

Por Agencias miércoles 14 de septiembre del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
81
Visitas

Escaso personal especializado en atención de menores y condiciones “insalubres y perniciosas” para los residentes, son algunas de las irregularidades detectadas por el Poder Judicial en las visitas a las residencias de protección de menores que realizaron el primer semestre de este año.
La Corte Suprema aprobó el pasado 9 de septiembre el Informe Nacional de Visitas a Hogares y Residencias de Protección Red Sename y Privados, en el cual se realizó una compilación, revisión y análisis de los antecedentes tomados durante visitas desarrolladas a establecimientos residenciales de protección a menores de edad durante el primer semestre de este 2016.
De acuerdo a las conclusiones del estudio, existe un 32% de sobrepoblación de niños y adolescentes en las plazas licitadas por el Servicio Nacional de Menores (Sename), lo que permite interpretar una “necesidad de mayor implementación de residencias en los lugares del país con porcentajes críticos”.
Las jurisdicciones que cuentan con mayor porcentaje de sobrecupo en las residencias son Rancagua (56%), Copiapó (50%), Antofagasta (45%), La Serena (45%), Santiago (43%), San Miguel (42%) y Arica (40%).
En general, los observaciones realizadas por el informe determinan que además de la sobrepoblación de menores en los centros, existen largos plazos de estadía de los niños, niñas y adolescentes en las residencia.
Además, hay “ausencia o escasa” oferta de residencias especializadas para menores con problemas de salud mental, “en el orden de lo psiquiátrico”, y algunas de ellas tienen una ubicación que no favorece la vinculación de los menores con sus familias.
Observaciones técnicas
En lo que respecta a observaciones técnicas, el informe determina que “existe una permanente baja dotación de personal profesional y técnico, y largos períodos con vacancia en cargos de importancia como psicólogos y profesionales del área social, a lo que se suma alta rotación de los mismos.
Todo esto “impide la generación de vínculo terapéutico necesario para la reparación del daño afectivo de los niños, niñas y adolescentes”.
También se detectó la “falta de personal idóneo para atención de adolescente con problemas de consumo abusivo de drogas y manejo de niños con necesidades especiales”, además de “falta de prestaciones médicas en el área de salud mental para cada uno de los sujetos de protección ingresados a residencias”, entre otras falencias.
Infraestructura y mantención
De acuerdo al informe, “las dependencias no resultan aptas para el albergue de niños, niñas o adolescentes”.
En las áreas de infraestructura y mantención, las conclusiones arrojaron que hay “un alto nivel de deterioro en la infraestructura que alberga las residencias en las que permanecen por largos períodos los niños, niñas y adolescentes a lo largo del país (…) se consigna incluso que las dependencias no resultan aptas para el albergue de niños, niñas o adolescentes”.
Asimismo, detectaron un “notable deterioro en baños y lugares comunes en las residencias”, además de “ausencia de áreas verdes y recreaciones en las residencias” y “falta de protocolos en las residencias en torno a seguridad, atención de niños, niñas, adolescentes, visitas, atención en crisis, alimentación y traslados, entre otros”.
Junto con ello, se concluyó que, en general, existe una “ausencia de seguridad controlada, por ejemplo, falta de áreas de evacuación señalizadas adecuadamente, extintores vencidos, vidrios rotos”.
Finalmente, “resalta un porcentaje importante de fichas que consignan que se advierte la presencia de basura, desechos y desperdicios en las dependencias comunes como patio, biblioteca, lavandería. Lo que resulta a juicio de los visitantes insalubre y pernicioso para los residentes”.
Agencias