Necrológicas
  • Luis Notolio Ortega Barría
  • Ximena Paz Alvarez Ruiz
  • Teodoro José Arroyo Gómez
  • Rosa Mireya Alarcón Muñoz

Luksic criticó discurso de Guillier y lo acusó de “incitar el odio entre los chilenos”

Por Agencias miércoles 6 de diciembre del 2017

Compartir esta noticia
172
Visitas

Muy molesto se mostró el empresario Andrónico Luksic con el discurso que pronunció el lunes, el candidato presidencial Alejandro Guillier, quien al referirse a sus medidas para avanzar en gratuidad, dijo que “Chile es un país que hoy tiene mayor Producto Interno Bruto (Pib) por habitante. Más que Argentina, más que Brasil. Chile está en condiciones de darle a su juventud el derecho a la educación, por lo tanto les meteremos la mano en el bolsillo a quienes concentran el ingreso, para que ayuden a hacer patria alguna vez, protegiendo a su juventud”, dijo el abanderado de Fuerza de la Mayoría.
Precisamente, la frase “meteremos la mano al bolsillo” fue la que más incomodidad le causó a Luksic, quien replicó a través de su cuenta de Twitter: “Senador, lo que no hace patria es generar odio, lucha de clases y división. Si quiere plantear un nuevo impuesto, hágalo sin incitar al odio entre los chilenos. Nadie, y menos con fines electorales, puede jugar con el amor que todos tenemos por nuestra patria”, remarcó.
Pero como suele ocurrir en el mundo Twitter, de inmediato le respondieron al empresario, y uno de ellos fue el presidente de la Cámara de Diputados, Fidel Espinoza (PS): “Se equivoca señor Andrónico Luksic, no es lucha de clases ni odio el que Alejandro Guillier apele a más impuestos para seguir profundizando reformas sociales. Le recuerdo que somos, lamentablemente, de los países con peor distribución de la riqueza en el mundo”.
“No se asuste, don Andrónico”
Guillier se enteró de la molestia que generaron sus palabras en una de las fortunas más grandes del país y le envió un mensaje de tranquilidad. “Que no se asuste don Andrónico. La clase media chilena es la que ha pagado los impuestos para que unos pocos concentren la riqueza, pero la reforma tributaria que hicimos para asegurar el derecho a la educación de los niños de Chile se está pagando por la reforma tributaria”, la que es pagada por “el 10 por ciento más rico”.