Necrológicas
  • Amina Rodríguez vda. de Molina
  • Rodolfo Antonio Godoy Huenteo
  • Fernando Muñoz Subiabre

Mundo político lamentó la muerte de abogado y ex diputado DC Andrés Aylwin

Por Agencias martes 21 de agosto del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
75
Visitas

El mundo político lamentó el fallecimiento del denominado Quijote de la Justicia, el abogado y militante de la Democracia Cristiana, Andrés Aylwin, quien murió esta mañana a los 93 años en su casa.

El presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chahín, confirmó a El Diario de Cooperativa la muerte de Aylwin de quien aseguró que “tuvo una vida de testimonio, de humildad, de valentía, de lucha incansable por el ser humano”.

“No sólo dejó una huella imborrable en vida, sino que va a seguir siendo una luz, un testimonio, un ejemplo a seguir, sobre todo para las nuevas generaciones”, agregó.

“En los momentos más oscuros de nuestro país, él fue una luz de esperanza, que acompañó a los que sufrían, y estoy seguro de que va a seguir siendo una luz, una luz que va a alumbrar el camino a las nuevas generaciones”, agregó.

El Presidente Sebastián Piñera acudió al ex Congreso Nacional para asistir al velatorio del ex diputado DC y defensor de los derechos humanos, Andrés Aylwin. El Mandatario saludó a los hijos del ex parlamentario falangista y junto al ex Presidente Eduardo Frei -quien llegó al mismo tiempo hasta la sede del Parlamento- compartieron minutos de reflexión y silencio frente al féretro acompañados del dirigente DC, Juan Carlos Latorre.

“Lo que más puedo destacar es que fue un hombre bueno y eso es mucho decir. Luchó por causas grandes y nunca le conocí una pequeñez, una bajeza (…) siempre con un espíritu constructivo, que le hace falta a la política chilena”, declaró el Mandatario.

El diputado DC Matías Walker aseguró a través de redes sociales que fue “un gran chileno, demócrata y cristiano”.

Desde el Partido Socialista también se mostraron condolencias. El diputado Marcelo Díaz manifestó su pesar por el fallecimiento y aseguró que su “recuerdo será un aliciente para construir una mejor democracia y un mejor país”.

En tanto, también entregó condolencias a través de redes sociales, la presidenta de la Cámara de Diputados, Maya Fernández, y su par del Senado, Carlos Montes, quien aseguró que Aylwin fue un “gran parlamentario, con un compromiso inalterable con la democracia y un destacado defensor de los DDHH”.

Desde el mundo de los derechos humanos también hubo reacción. El abogado Nelson Caucoto, aseguró que Andrés Aylwin “fue un demócrata ejemplar”. “Que nos sirva de lección su pacifismo, su humanidad, su generosidad, su elocuencia”, añadió en entrevista con El Diario de Cooperativa.

“Yo hace unas tres semanas me comuniqué con él por teléfono, nada hacía presagiar que podíamos llegar a este de-senlace. Estaba muy triste, todavía conmovido por la muerte de su señora este año, su compañera de tantos años, la madre de sus hijos”, explicó.

“Andrés es una figura insustituible, es un grande que se nos va y desde la mirada cristiana uno podría decir que fue un pedazo de Cristo viviendo en nuestro país, porque fue inmenso, un Quijote de la Justicia. Su propia figura física emulaba lo que era el Quijote de la Mancha. Un constructor de sociedad, un constructor de paz, de no violencia, y un constructor de aquello que nos hace falta a todos los chilenos, de amor”, agregó Caucoto.

La carta

A dos días del derrocamiento de Salvador Allende, un pequeño grupo de democratacristianos se reunió para redactar una declaración en rechazo a la acción militar, que entre sus auspiciadores contaba con Eduardo Frei Montalva y Patricio Aylwin, además de la amplia mayoría del mundo DC.

El ex diputado Andrés Aylwin pagó con cárcel y exilio esa decisión. Parte del texto señala que “condenamos categóricamente el derrocamiento del Presidente Constitucional de Chile, señor Salvador Allende, de cuyo gobierno, por decisión de la voluntad popular y de nuestro partido, fuimos invariables opositores. Nos inclinamos respetuosos ante el sacrificio que él hizo de su vida en defensa de la Autoridad Constitucional”.

Advierten que “nuestra oposición a su gobierno fue siempre planteada para preservar la continuidad del proceso de cambios que tuvo el honor de iniciar en nuestro país el gobierno de la Democracia Cristiana y al mismo tiempo para impedir su desviación antidemocrática. Mantenemos en todas sus partes las críticas que en dicho contexto formulamos al gobierno de la Unidad Popular y al Presidente Allende. Reiteramos, por eso mismo, que, en conformidad a nuestras convicciones personales y a las repetidas determinaciones de la Democracia Cristiana, jamás tuvimos otra actitud parlamentaria o particular que no fuera la oposición dentro del cauce democrático destinada a obtener la rectificación de los errores cometidos por el gobierno del Presidente Allende e impugnados por nosotros”.