Necrológicas
  • Isabel Barrientos Barría
  • Danilo Heriberto Passeron Callahan
  • Elsa Marzan Díaz
  • Francisco Javier Cadín Díaz
  • Juan Hilario Ruiz Muñoz
  • Enrique Ulloa Velásquez
  • Víctor José Delgado Flores
  • Olegario Pérez Oyarzo
  • Irma Krautz Ruiz
  • Jorge González Reyes

Niño de un año falleció luego de que le inyectaran leche en vez de suero en Hospital de Curicó

Por Agencias jueves 20 de agosto del 2015

Compartir esta noticia
1.760
Visitas

Una serie de elementos confusos rodean el fallecimiento de un menor de un año ocurrido en la Unidad de Pediatría del Hospital de Curicó, en la Región del Maule.

Esto, porque según los primeros antecedentes el niño falleció luego de que se le suministrara leche en vez de suero mientras estaba en el recinto asistencial, además su cuerpo debió ser retirado por el Servicio Médico Legal (SML) desde su casa donde ya era velado para realizar la autopsia de rigor.

“Hasta ahora y según los antecedentes que nos ha entregado el hospital, habría sido la madre del menor la que le habría inoculado a su hijo unos centímetros de leche a través una vía endovenosa”, explicó el fiscal Andrés Gaete.

El menor oriundo de Teno y que presentaba algunos problemas genéticos, habría ingresado con una neumonía hace ocho días al recinto y el martes 18, según reveló el centro asistencial, falleció a las 18,50 horas.

“Es una muerte inesperada y nosotros creemos que hay administración errónea de un producto alimenticio, esa es una de las hipótesis fuertes según las investigaciones preliminares que hemos hecho con el personal del servicio”, informó el director del hospital, doctor Jorge Canteros.

Al mismo tiempo el médico anunció que tras reunirse con la familia del niño, se ha iniciado un sumario administrativo para clarificar la causa de su muerte.

Familia niega
versión del hospital

La versión del hospital es totalmente desmentida por la familia del niño identificado con las iniciales A.A.B.G. y que según el parte médico falleció por un paro cardiorrespiratorio.

“¿Cómo le voy a hacer daño a mi propio hijo?, yo lo llevé para que se sanara no para que se muriera, yo tengo tres hijos. Ellos dicen eso, pero no es así. Yo voy a hacer justicia y dicen que fui yo porque no hallan a quién más echarle la culpa”, insistió la madre, Ana María Gajardo.

Según relató la mujer, quien visitó a su hijo a las 12,30 horas del martes 18. “Llegué y estaba una enfermera al lado de él, ella me dijo que no le hiciera nada porque ella lo había vestido, alimentado y le dio los medicamentos. Estuve con él un ratito, se puso morado y llamé a la enfermera, quien lo revisó junto a una doctora, pero a mí me echaron de la pieza”.

“Cómo iba a querer hacer una cosa así con su propio hijo, pienso que están actuando, algo esto está mal, muy mal. Nunca nos van a devolver a nuestro hijo, pero no queremos que le pase a otra familia”, agregó el padre del niño, Hernán Becerra.

Y añadió que “es como que hay algo escondido en el hospital. La enfermera está mintiendo, la que lo atendía”.

Retirado mientras
era velado

A lo anterior se le suma -error que fue reconocido por el Hospital de Curicó- es que el cuerpo del menor fue entregado a los padres sin avisar a la Fiscalía, por lo que mientras era velado, arribó el SML hasta su hogar en la población Don Alvaro en Teno, para retirarlo, aumentando la angustia de los padres.

“Nosotros creemos que hemos cometido algunos errores, uno de ellos es que efectivamente entregamos el cuerpo del niño cuando el proceso era informar a la fiscalía. Hicimos lo que correspondía y la investigación ya está en manos del fiscal de turno”, explicó el médico Canteros junto con lamentar lo ocurrido.

El fiscal del caso insistió en que se está realizando una investigación donde hasta ahora sólo se cuenta con la denuncia del centro de salud, y confirmó que ayer por la mañana se realizó la autopsia del pequeño tras retirar el cuerpo de su casa.

“De ser confirmado lo informado por el hospital, estaríamos en presencia de un cuasidelito de homicidio, pero insisto en que hasta ahora no sabemos”, concluyó Gaete.

Agencias