Necrológicas
  • Otilia del Carmen Alvarez Ferraz

Nuevo obispo auxiliar de Santiago también aparece vinculado a casos de encubrimiento

Por Agencias domingo 23 de junio del 2019

Compartir esta noticia
171
Visitas

El sacerdote argentino y salesiano Alberto Lorenzelli será el nuevo Obispo Auxiliar de Santiago, en reemplazo del renunciado Carlos Irarrázaval. Su ordenación se llevó a cabo ayer, sin embargo, se le vincula al encubrimiento de varios casos de abusos sexuales dentro de la Iglesia lo que generó la molestia de las víctimas.

Durante la tarde de ayer se realizó la ordenación episcopal de Lorenzelli, presidida por el Papa Francisco, y que contó con la presencia los ex arzobispos Ricardo Ezzati y Francisco Javier Errázuriz.

Si bien el máximo pontífice hizo hincapié en la ceremonia en que “un obispo es un siervo y nunca un mercenario”, al salesiano se le vincula a casos de encubrimiento de abusos sexuales por parte de la congregación, como las acusaciones en contra de los fallecidos sacerdotes, Rimsky Rojas y Diego Muñoz.

Jaime Concha, víctima de abusos y denunciante del caso Maristas, explicó que estos nombramientos demuestran un problema sistémico en la Iglesia: “Figuras como Lorenzelli que tienen pasado oscuro, teñido por la sombra del encubrimiento, pareciera ser que no hay más de donde escoger y eso da cuenta del problema sistémico que arrastra la Iglesia”, declaró a Bio Bío Chile.

En tanto, Eneas Espinoza, miembro de la Red de Sobrevivientes de Abusos Eclesiásticos y también denunciante del caso Maristas, respaldó a Concha, y destacó la importancia del Estado respecto de la potestad del clero en la sociedad civil. “El Derecho Canónico, el Secreto Pontificio son estructuras encubridoras y ahí es donde está la impunidad desatada. Hasta que el Estado de Chile no intervenga suspendiendo las autorizaciones de las que gozan, por ejemplo, esto va a seguir siendo un circo eclesiástico”.

En paralelo, ayer cuatro sacerdotes investigados por presuntos abusos sexuales fueron sobreseídos del caso denominado “la Cofradía de Rancagua”.

Los sacerdotes Freddy Gorigoitia, Oscar Zúñiga, Pablo Donoso y Héctor Fuentes salieron del caso tras determinarse que los hechos de los que se les culpa no son constitutivos de delito y no reúnen los antecedentes suficientes para proseguir con la investigación.