Necrológicas

Nuncio apostólico deja Chile tras denuncias de encubrimiento de abusos sexuales

Por Agencias viernes 30 de agosto del 2019

Compartir esta noticia
104
Visitas

Múltiples reacciones generó el anuncio del Vaticano que nombró a Ivo Scapolo como nuevo nuncio apostólico en Portugal, el mismo cargo que desempeñó desde 2011 hasta ahora en Chile.

El ahora ex nuncio ha sido una polémica figura en la crisis de la Iglesia Católica en Chile por su rol en el encubrimiento de las acusaciones de abusos sexuales por parte de religiosos.

De hecho, hay cartas que evidencian que Scapolo estaba al tanto de las acusaciones de las víctimas de Karadima en contra de Juan Barros, quien de todos modos fue nombrado como obispo de Osorno en 2015.

Justamente los laicos de esa ciudad del sur del país fueron uno de los grupos más críticos con Scapolo y quien fuera en ese entonces su vocero y ahora secretario de la red laical, Juan Carlos Claret, dijo que la salida de Scapolo “es una buena noticia para Chile, pero muy mala para Portugal”.

«La figura de Ivo Scapolo va a pasar a la historia como uno de los responsables de desencadenar la crisis de la Iglesia Católica, no por sus esfuerzos en revelar los hechos, sino más bien por intentar y hacer todo lo posible para esconderlos», dijo Claret.

«El fue uno de los grandes defensores de ese círculo de obispos que calló, fue uno de los grandes hombres de confianza del Papa Francisco para gestionar los daños dentro de la Iglesia chilena. Hoy Chile se libera de una persona macabra, pero Portugal recibe un nuncio que no debería seguir en funciones», añadió.

Víctima de Karadima

En tanto, uno de los denunciantes de Karadima, Juan Carlos Cruz, celebró la salida de Scapolo a quien tildó de «encubridor» y de ser uno de los que arruinó a la Iglesia Católica chilena, además de alertar a Portugal por su llegada.

«Por lo menos que lo saquen de Chile y deje de seguir ayudando a delincuentes, me parece bien. El legado de Scapolo en Chile es un legado de encubrimiento, de terror hacia cientos de sobrevivientes y un hombre que se está escapando de la justicia, discípulo de Angelo Sodano y de una descendencia de personas nefastas que han causado la destrucción de la iglesia en Chile», sentenció Cruz.