Necrológicas

Obispos piden perdón a la sociedad chilena en Te Deum Evangélico

Por Agencias lunes 16 de septiembre del 2019

Compartir esta noticia
128
Visitas

En un nuevo Te Deum Evangélico, realizado ayer, la iglesia pidió perdón por “pleitos y desavenencias”, esto luego de la polémica en la que se vio salpicada la iglesia por los escándalos protagonizados por el obispo Eduardo Durán.

De hecho, las polémicas llevaron a que -después de 44 años- el Te Deum saliera de la catedral de Jotabeche y se realizara en el Centro Cristiano Internacional de San Joaquín, informó Cooperativa.

“Queremos pedirte perdón Señor por los escándalos que han ocurrido en distintas vertientes del cristianismo. Con pudor, vergüenza y espíritu de arrepentimiento nos dirigimos a ti”, expresó primero el obispo Francisco Rivera.

Asimismo pidió perdón “por nuestros pleitos, desavenencias, divisiones que desacreditan el Evangelio”.

El mea culpa siguió de la mano del obispo Emiliano Soto quien en la ceremonia manifestó: “Pedimos perdón a la sociedad chilena por las acciones de palabra, hecho u omisión”.

Proyecto 40 horas

En el Te Deum, el obispo Jorge Méndez, quien estuvo a cargo de uno de los discursos principales, se refirió al proyecto de reducción de la jornada laboral de 40 horas y sostuvo que “pasa por un tema valórico”.

El también presidente del Consejo Nacional de Obispos y Pastores Evangélicos de Chile aprovechó la instancia para abordar temas de índole nacional, haciendo un llamado a las autoridades.

En particular, Méndez se refirió al proyecto que busca rebajar la jornada laboral a 40 horas y afirmó que “es movida por buenos sentimientos, pero en realidad pienso que pasa por un tema valórico y de principios, donde los trabajadores se comprometan a tener una actitud honesta”.

La autoridad evangélica apuntó a la actitud que deben tener los trabajadores, principalmente, en sus trabajos con un “compromiso con su esencia a lo que ‘soy y de lo que estoy construido, a esto llamamos carácter”.

A la ceremonia también asistió el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, quien a la salida del Te Deum Evangélico indicó a 24 Horas que los dichos del obispo “las acoge positivamente”.

“Al final del día todos compartimos un objetivo que es que a los trabajadores hay que cuidarlos”, dijo Monckeberg y sostuvo que “puede haber muy buena intención en un proyecto que reduce la jornada, pero si eso finalmente va a afectar a muchos trabajadores y van a bajar el sueldo por aquello no es un buen proyecto de ley”.

En tanto, el Presidente Sebastián Piñera, tras finalizar el Te Deum evangélico, valoró “al mundo evangélico, por la defensa de valores tan importantes como la vida, la familia, la solidaridad y también por el espíritu de entrega y amor al prójimo”.