Necrológicas
  • Sergio Omar Mansilla Soto
  • María Mansilla Argel
  • Juan Hernán Salas Rosales

Pensiones: los principales nudos entre la oposición y el gobierno en la reforma

Por Agencias lunes 13 de mayo del 2019

Compartir esta noticia
132
Visitas

La comisión de Trabajo está integrada por siete diputados de oposición y seis del oficialismo. Entre ellos, el único DC, Raúl Soto, ha declarado abiertamente estar en contra del proyecto.

A las 17 horas de este lunes, la comisión de Trabajo de la Cámara votará la idea de legislar de uno de los proyectos emblemáticos del gobierno: la reforma previsional. Así, después de una polémica sesión el pasado jueves, los diputados de la instancia -liderados por el DC Raúl Soto- decidirán si la iniciativa del Ejecutivo pasa, o no, a tramitación en el Congreso.

La instancia se dará en medio de la incertidumbre. Es que con 7 diputados de oposición y 6 oficialistas en la comisión, aún no existe la claridad de cuál será el cómputo final. Sobre todo porque el único demócrata cristiano, Raúl Soto, ha expresado que “no aceptaré ninguna presión para la votación (…) no aceptaré presiones partidarias, ni del Gobierno, ni de movimiento. La decisión es mía”.

El diputado de la falange, dijo también que “así como está, no queremos esa reforma”, por lo que con el resto de los parlamentarios de oposición de la comisión presentaron el pasado lunes un documento con 10 condiciones para aprobar la idea de legislar del proyecto.

Sin embargo, el jueves, cuando se esperaba que se votara, hubo molestia por parte de la oposición, ya que el gobierno no presentó una respuesta “formal por escrito” de los pisos mínimos que ellos habían hecho llegar. “Le hemos dado todas las opciones y las oportunidades precisamente en la búsqueda de encontrar un espacio de diálogo, pero lamentablemente pareciera ser que al gobierno no le interesa”, dijo en ese momento la diputada Karol Cariola (PC).

Los puntos de quiebre

Si en algo están todos de acuerdo respecto al proyecto es en el alza del Pilar Solidario, la cual se aplicaría inmediatamente una vez aprobada la reforma y beneficiaría a todos aquellos que reciben la Pensión Básica Solidaria, además de crear un aporte mensual para la clase media, un complemento para las mujeres de esa misma clase y un beneficio a los adultos mayores no valentes.

Por ello, la oposición ha insistido en dividir el proyecto en dos, para así aprobar rápidamente el alza en el pilar solidario y dejar el resto de la iniciativa para la discusión en el Congreso. Sin embargo, el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, ha dejado claro que el gobierno no quiere separar la reforma y es que también es de público conocimiento que es en el resto de la iniciativa donde están los puntos de quiebre y piedras de tope entre el Ejecutivo y la oposición.

La principal crítica al proyecto es la continuidad del actual sistema de AFP. De hecho, el alza en un 4% a la cotización individual (que subiría de 10% a 14%) ha sido calificada como “un nuevo negocio” para las administradoras de fondos, ya que aunque el proyecto plantea la posibilidad de que esos dineros extra los gestionen una serie de actores financieros, también lo podrían hacer las AFP.

De hecho, respecto al 10% de la cotización actual, el proyecto no plantea la posibilidad de que los afiliados puedan optar por un tipo diferente de gestión de esos recursos.

En ese sentido, otro de los puntos planteados por la oposición es que -al menos- el 4% adicional pueda ser administrado por un ente estatal, algo frente a lo cual el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, mostró una apertura.

“Hay voluntad de fortalecer la participación del Estado a través de la incorporación de un actor público en la administración de la cotización adicional del 4%”, dijo este jueves en la comisión haciendo referencia a que se podrían abrir más allá de la opción de BancoEstado.

La difícil votación

Complicada será la sesión del lunes. Así, por la oposición votarán los diputados Raúl Soto (DC), Maite Orsini (RD), Gael Yeomans (RD), Alejandra Sepúlveda (Ind.), Karol Cariola (PC), Tucapel Jiménez (PPD) y Gastón Saavedra (PS). Siete en total. Por el lado del oficialismo votarán Ramón Barros (Udi), Guillermo Ramírez (Udi), Patricio Melero (Udi), Eduardo Salinas (RN), Francisco Eguiguren (RN) y Frank Sauerbaum (RN). Seis diputados.

A diferencia de lo sucedido con la reforma tributaria, donde dos parlamentarios DC terminaron votando a favor de la idea de legislar del proyecto, en esta oportunidad hay sólo un parlamentario de la falange, el cual además ha dicho abiertamente que no está a favor del proyecto previsional.

Cabe destacar que de acuerdo al reglamento de la Cámara de Diputados, en caso de que un diputado se abstenga generando un empate entre las fuerzas, el proyecto se da por rechazado.

Sea como sea, el Presidente Sebastián Piñera ha pedido “no seguir haciendo esperar esta reforma”, la cual ingresó al Congreso en noviembre del año pasado. “Desde el fondo de mi corazón le quiero pedir a los parlamentarios, de una vez por todas, que aprueben la reforma de pensiones”.

En esa misma línea, este domingo el ministro Monckeberg sostuvo que sería “inintendible” que la oposición rechazara el proyecto y dijo: “Invito a todos los parlamentarios a apoyar la idea de legislar y ellos tendrán la garantía que al día siguiente de abierta la puerta a legislar cada una de las propuestas va a ser acogida”.

Emol