Necrológicas
  • María Bernilda Díaz Oyarzo

Piden 10 años de cárcel para imputado por incendio de edificio patrimonial

Por Agencias domingo 31 de mayo del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

El fiscal jefe de Ñuñoa Alvaro Pérez solicitó una pena de 10 años y un día en contra de un hombre imputado por el incendio en la Casa Schneider -ex sede de la Universidad Pedro de Valdivia- en medio de las protestas originadas a partir del 18 de octubre pasado.

En ese periodo, el edificio ubicado en Vicuña Mackenna fue incendiado en varias oportunidades. La Fiscalía presentó cargos en contra de Alejandro Carvajal por el delito de incendio respecto al ataque ocurrido el 8 de noviembre pasado.

El fiscal relató que Carvajal, “en circunstancias de que las llamas quemaban unas cortinas del inmueble, se aproxima y arroja un líquido combustible acelerante que se contenía en un recipiente que llevaba consigo, contribuyendo a aumentar y expandir el fuego que ya se había iniciado al interior del edificio”.

La Fiscalía Oriente, además, presentó acusaciones contra otros dos imputados por los delitos de lanzamiento y confección de bombas molotov.

El primer caso es en contra de un menor de edad que es acusado de arrojar una molotov a un vehículo de Carabineros en el sector de Providencia con Vicuña Mackenna el pasado 20 de noviembre. Además, según la denuncia, el joven lanzó un artefacto incendiario a un piquete de policías.

Para él se pidió una pena de cinco años de régimen cerrado.

La otra acusación se presentó en contra de Ibrhim Acevedo por los delitos de porte de artefacto incendiario, y por arrojar bombas molotovs a Carabineros en el acceso a la estación del Metro Baquedano.

La Fiscalía precisó que por el delito de porte de artefacto incendiario se solicitó pena de 4 años de presidio y por tres delitos de arrojar bombas molotov tres penas de 4 años.

Pérez comentó que “se han presentado estas tres acusaciones todas por delitos graves. Las altas penas solicitadas son proporcionales al peligro concreto que se vieron expuestos los funcionarios de Carabineros en su integridad corporal y su vida”.