Necrológicas
  • Alejandro Carlos Mijalic Neracher
  • Hernán Muñoz Flores
  • Alicia Correa de Peña y Lillo

Polémica por proyecto que responsabiliza a la banca por fraudes en tarjetas

Por Agencias viernes 8 de marzo del 2019

Compartir esta noticia
176
Visitas

El proyecto que responsabiliza a la banca de fraudes en las tarjetas de crédito encendió en debate en el Congreso tras la inclusión de polémicas indicaciones acordadas por el Ministerio de Economía y los integrantes de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados, las que llevaron a que en los pasillos del Parlamento ya se esté hablando de un “Caso medidores 2”.

El espíritu de la iniciativa, y como salió de la Comisión de Economía del Senado, busca que los bancos se hagan responsables por cualquier caso de fraude que sufra un consumidor en su tarjeta.

Sin embargo, en la Cámara de Diputados se aprobó una serie de indicaciones con la venia de todos los diputados, apoyados por el Gobierno, las cuales señalan que los consumidores deberían pagar 0,5 Unidades de Fomento (unos 14 mil pesos) como un deducible al ser víctimas de fraude y que se aumenten los plazos para que los bancos respondan por el dinero robado, pasando de tres a siete días.

Pero lo más polémico es que si un banco determina que no hubo fraude, puede quitarle el dinero repuesto al cliente sin necesidad de la sentencia de un tribunal.

Ante estos cambios, el impulsor de la iniciativa, senador Manuel José Ossandón (RN), acusó lobby de la industria e hizo un duro emplazamiento al Ministerio de Economía.

“Aquí se hizo un tremendo lobby del Ministerio y lograron que en la Cámara de Diputados cambiaran el proyecto, porque el proyecto que salió del Senado protegía a los clientes de los bancos y esto se ha encargado de que se transforme todo en lo opuesto, un proyecto orientado a perjudicar a los clientes cobrándoles por las fallas de los bancos”, criticó el parlamentario.

El ministro de Economía, José Ramón Valente, recogió el guante, explicando que hubo unanimidad de todos los sectores políticos para aprobar esto en la Comisión de Economía de la Cámara Baja y sosteniendo que el proyecto saliente es beneficioso para los consumidores.